Tarta Tatín

Esta exquisita tarta conocida con el nombre de tarta Tatín, se elabora con ingredientes simples. Surge a finales del siglo XIX por las hermanas Tatiana y Tina. Ellas regenteaban un hotel restaurante en la región de la Sologne, Francia. En esa época mucha gente había quedado sin trabajo debido a las máquinas que se fueron imponiendo en la industria gastronómica. Estas hermanas pensaron en la creación de un postre rico y económico que pudiese competir y atraer a clientes y así surgió esta exquisitez que llegó al restaurante Maxim’s y donde sigue siendo hoy día una especialidad de la casa.
Para ver paso a paso la elaboración de la Tarta Tatín con la correspondientes fotos hacer click aquí Tarta Tatín paso a paso
Este curso consta de 5 pasos y para verlos hacer click en cada uno de los Pasos.

Porciones: 6 u 8

INGREDIENTES
1 y ½ tazas de harina (180gramos)
Pizca de sal
1 cucharadita de polvo de hornear
50gramos de azúcar impalpable (glas, lustre, pulverizada)
90gramos de manteca (mantequilla)
1 huevo grande
2 o 3 cucharadas de vino para unir la masa

Relleno
3/4 taza de azúcar (150gramos)
1/2kg de manzanas
2 cucharadas de manteca (mantequilla)
2 cucharadas más de mantequilla

PREPARACION
Cernir la harina, la sal y el polvo de hornear.

Poner en el vaso de la procesadora, la harina, el huevo, la mantequilla cortada en cubos, el azúcar y procesar.
Mientras se está procesando se agrega de a una las cucharada de vino hasta unir la masa.
Apenas esté unida, se apaga el procesador y se lleva el vaso a la heladera durante unas horas para que la masa quede bien fría y firme.

Mientras tanto, poner el azúcar en una cacerola chica junto con la mantequilla.
Llevar al fuego e ir mezclando hasta que el azúcar se derrita y tome color caramelo.

Con cuidado se vierte sobre una tortera de 22cm de diámetro.
Se esparce bien el caramelo y se golpea varias veces el molde contra la mesa para que quede bien parejo.
Mientras se enfría el caramelo, se pelan las manzanas y se les saca la parte central con el utensilio adecuado.

Luego se cortan en rodajas finas y se acomodan sobre el caramelo ya firme y frío disponiéndolas en círculos concéntricos.
Se afirman bien las manzanas con las manos y se esparce la mantequilla restante cortada en cubitos.

Aparte, se estira la masa ya fría y firme, con el palote, dándole la misma forma circular que la tortera.
Se apoya sobre las manzanas y se afirma la masa con las manos sobre todo en los bordes para que no entre aire.
Luego se pisa todo el contorno con un tenedor.

Se lleva a un horno suave 165º para que la tarta pueda cocinarse lentamente sin llegar a quemarse el caramelo.
Aproximadamente entre 20 o 25 minutos de cocción. Los últimos minutos se pone la tarta sobre la rejilla superior para que la masa se cocine bien y quede crocante. Si es necesario se aumenta la temperatura del horno.

Se retira del horno, se pasa una espátula en todo el contorno y se da vuelta rápidamente sobre una fuente que no sea plana del todo, sino que tenga un poco de borde para contener el caramelo si es que está muy derretido.

Enfriar y servir sola o con un copo de crema de leche batida sin azúcar.