Saltar al contenido

Origen de la tarta Tatin


La tarta Tatín conocida como la [La tarta de las señoritas Tatin], [Tarte des demoiselles Tatin] es tomada como una gloria y un orgullo de la repostería francesa.

En Francia es considerada como la tarta tradicional de manzanas. Fue descubierta por un repostero que vivía en París.

En una oportunidad, este repostero se encontraba en el pueblo de Lamotte Beuvron, alojado en un hotel y allí pudo conocer y deleitarse con esta tarta creada y realizada por las hermanas Tatin.

Tenían un hotel que era dirigido por ellas, tanto el hotel como el restaurante que en la actualidad existe. Contaban con mucha habilidad y buen gusto.

Este repostero luego de disfrutar de sus sabores y de ver detenidamente como la preparaban quedó prendido de ella y no dudó en prepararla y presentarla en su restaurante que era uno de los más exclusivos de París.

La tarta resultó un éxito entre su clientela, y este caballero tuvo una actitud poco común entre los profesionales reposteros. En homenaje a quienes la habían inventado y haciendo justicia con las mismas, le dejó a la tarta el nombre de quienes la habían creado.

Por lo tanto siguió llamándose Tarta Tatin.

Este comportamiento tan honesto favoreció a las hermanas que pronto se hicieron famosas en una época justa. La llamada [Belle epoque] que se caracterizó por un período pasajero de bienestar económico que abarcó un gran optimismo y fuerza en las clases altas y medias de los países industrializados de Europa y algunos de EE.UU.

Por eso decíamos anteriormente que las hermanas Tatin se hicieron conocidas y famosas en la mejor época. Esta tarta, hoy día, es una de las más conocidas y populares. Pero como suele suceder siempre en estas historias referidas al origen de un postre no podemos asegurar que sea la versión verdadera pero si la que más nos convenció comparándola con otras historias.

La receta de la misma la hemos puesto en nuestros Cursos gratis con un paso a paso y con fotos de cada paso hasta ver la torta finalizada. Para ingresar a él hacer clic aquí: [curso:15]

Lo que sí es verdadero es que nadie puede discutir que su sabor es exquisito y que su fama la tiene merecida cualquiera haya sido el motivo de su creación.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones