Tarta deliciosa de ricota

Porciones: 16 de 5x5cm

INGREDIENTES
2 y ½ tazas de harina 0000 o la que puedas conseguir (300 gramos)
1 cucharada de polvo de hornear (levadura química, leudante)
Pizca de sal
100 gramos de almidón de maíz (aproximadamente 1 taza)
200 gramos de mantequilla
¾ taza de azúcar (150 gramos)
3 huevos
Ralladura de un limón
Vainilla a gusto
Si es necesario utilizar 2 cucharadas de leche para terminar de unir la masa

Relleno
1/2 kg de ricota
230 gramos de queso crema natural
50 gramos de mantequilla derretida
¾ taza de azúcar (150 gramos)
4 claras grandes o 5 de tamaño normal
2 cáscaras de naranja o limón abrillantado picadas
Ralladura de 1 limón
Vainilla

Para decorar
Azúcar impalpable
Algunas frutillas (fresas)

PREPARACIÓN
Masa. Poner en el vaso del procesador, la harina, el polvo de hornear, el azúcar y la sal.
Procesar 5 segundos hasta integrar bien estos ingredientes.

Agregar la mantequilla, los huevos, la ralladura de limón y la vainilla.
Procesar y si cuesta formar la masa incorporar las 2 cucharadas de leche.

Volcar sobre la mesa de trabajo y terminar de unir la masa rápidamente.
Envolver en papel film o en plástico y dejar en el refrigerador unas horas o hasta que tome consistencia.

Relleno. Poner en el vaso del procesador, la ricota, el queso crema, el azúcar y la mantequilla derretida.
Procesar hasta unir los ingredientes.

Verter la crema de ricota en un recipiente apropiado.
Agregar la ralladura de limón, la vainilla y las cáscaras abrillantadas picadas.
Agregar las claras de a una, mezclando bien con un batidor de mano después de cada clara incorporada.
Reservar.

Utilizar un molde cuadrado de 20x20cm de lado.
Enmantecar y enharinar bien.

Armado de la tarta. Retirar la masa del refrigerador.
Dividir la masa en dos partes iguales.
Tomar una de las partes de la masa y estirarla igual a la base del molde.

Cubrir el fondo del molde con una parte de la masa.
Sobre la masa verter el relleno de ricota y esparcirlo en forma pareja por toda la superficie.
Estirar el resto de la masa y tapar todo el relleno.
Pinchar toda la superficie con un tenedor o con la punta de un cuchillo.

Cocinar en horno precalentado bajo de 165º durante 40 minutos aproximadamente o hasta que la masa esté cocida.
Retirar y dejar enfriar bien.
Si se quiere una vez que tomó temperatura ambiente se lleva un rato a la heladera para que el relleno quede más consistente y se pueda cortar mejor.

Desmoldar la tarta sobre una bandeja que nos permita cortar cómodamente la tarta de ricota en forma prolija.
En este caso se cortó una tira de papel de 5x20cm que nos servirá de guía para cortar bien los cuadrados.
Apoyar la tira de papel sobre la tarta y cortar las porciones que serán de 5×5 cm cada una.

Espolvorear la superficie con azúcar impalpable y terminar de decorar con fresas cortadas a gusto.