Tarta de ricota con masa de galletitas

Porciones: 8 o 10

INGREDIENTES
Masa
300 gramos de galletitas dulces
1/3 de taza de azúcar (65 gramos aprox.)
90 gramos de manteca (mantequilla)

Relleno
1 cucharada de gelatina en polvo sin sabor (7 gramos)
35cc. de agua
3 yemas
1 taza de azúcar (200 gramos)
1 cucharadita de jugo de limón
1 cucharadita de ralladura de piel de limón
250 gramos de ricota procesada
3 claras a nieve
1 cucharada de azúcar
½ taza de crema de leche (nata)

PREPARACION
Masa.
Poner en el vaso del procesador las galletitas y reducirlas a polvo.
Medir 2 tazas del polvo de las galletitas y ponerlas en un tazón.
Agregarle el azúcar y mezclar.

Derretir la manteca a baño María o en microondas y luego agregársela a la preparación anterior.
Con el revés de la cuchara presionar la masa para que se adhiera a la base de una tartera de 24cm y luego llevar a la heladera hasta que esté bien firme.

Aparato a bomba.
Poner a batir las yemas hasta que estén claras y espesas.
En forma simultánea poner en una cacerolita el azúcar y cubrir apenas con agua.
Llevar a fuego fuerte hasta que el almíbar tome punto hilo y la superficie esté llena de globitos.

Así hirviendo se agrega a las yemas desde lo alto y bien rente al borde del bol, lo que nos asegura que el almíbar llegue hasta el fondo y envuelva toda la preparación.
Una vez que se terminó de volcar el almíbar se deja batiendo hasta que enfríe y tome temperatura ambiente.

Hidratacion de la gelatina.
Aparte, poner en una taza el agua y espolvorear la gelatina. Dejarla en reposo unos minutos para que se hidrate. Luego ponerla en un baño María suave y fuera del fuego hasta que esté disuelta.
También se puede poner unos segundos en el microondas.

Relleno.
Agregar la gelatina a las yemas mezclando junto con el jugo, la piel de limón y la ricota.
Batir la crema a medio punto e incorporársela.
Batir las claras con una cucharada de azúcar hasta que estén firmes.
Agregar la mitad a la preparación anterior mezclando bien y el resto agregarlo en forma lenta y envolvente.

Una vez pronto el relleno verterlo sobre la tartera donde está la masa de galletitas y llevarlo al refrigerador durante 4 horas para luego desmoldar y servir.

Se puede dejar así o decorar con ½ taza de crema doble batida espesa con dos cucharadas de azúcar impalpable (glas, pulverizada, lustre)