Saltar al contenido

Postre relleno de crocante de chocolate



Este exquisito postre se lo dedicamos a los primeros 10.000 seguidores que nos han distinguido con sus visitas y han contribuido con su opinión a sentirnos muy conformes y orgullosos de SoloPostres.

Porciones: 16

INGREDIENTES
Bizcochuelo de chocolate
6 huevos
200 gramos de azúcar
1 y ½ taza de harina (180gramos)
4 cucharadas de cacao amargo (en polvo)
1/2 cucharadita de bicarbonato
2 cucharaditas de polvo de hornear (levadura química, leudante)

Plancha de merengue
4 claras
3/4 taza de azúcar (150gramos)
3/4 taza de azúcar más (150gramos)

Crocante de chocolate
30gramos de mantequilla
1 taza de azúcar (200gramos)
200gramos de chocolate cobertura semiamargo de buena calidad
1 taza de nueces picadas o almendras (100gramos)

Ingredientes de la crema batida
1 litro de crema de leche (nata)
8 cucharadas de azúcar impalpable, (glas, pulverizada, lustre)
1 cucharada de vainilla

Almíbar para bizcocho
1 taza de azúcar (200gramos)
1 taza de agua (250cc)
Coñac a gusto

PREPARACION
Almíbar. Se pone el azúcar en una cacerola chica junto con el agua.
Se lleva al fuego y se deja una vez que rompe hervor 5 minutos más.
Se retira y se deja enfriar. Se perfuma con coñac a gusto.

Bizcochuelo.
Batir con batidora eléctrica los huevos junto con el azúcar durante 15 minutos o hasta lograr el punto cinta o punto letra.
Retirar de la batidora.

Cernir la harina, el cacao, el bicarbonato y el polvo de hornear.

Incorporar la mezcla de harina, en dos o tres etapas a la mezcla anterior siempre en forma envolvente.
Enmantecar y enharinar todo el borde de un molde de 26cm de diámetro.
El fondo cubrirlo con papel blanco (sulfito, de panadería) solamente.

Verter la preparación en él.
Llevar a horno suave de 170º, aproximadamente 40 minutos.

Una vez pronto, retirar y aguardar unos minutos antes de desmoldar.
Apoyar sobre rejilla y dejar enfriar.

Planchas de merengue.
Poner en el bol de la batidora, las claras junto con una cucharada de azúcar.
Dejar batir hasta que las claras estén bien firmes.

Comenzar a incorporar en forma de lluvia los 150gramos de azúcar y dejar batiendo durante 10 minutos.

Retirar de la batidora y agregar el resto del azúcar mezclando suavemente con pala de madera.
Una vez integrada el azúcar, la preparación queda granulosa.

Con estas medidas salen dos planchas de merengue que son las que necesitamos.
Enmantecar dos moldes de 26centímetros de diámetro o forrar la base con papel blanco (papel manteca, sulfito), enmantecado.

Poner parte del merengue en una manga con el acople solamente (sin puntero).
E ir distribuyendo el merengue sobre el papel en forma de espiral comenzando por el centro hasta terminar.
Se le puede dar forma cuadrada o rectangular.

Poner en la parte media del horno a una temperatura muy suave. En este caso 60º aprox.
Mantener el horno siempre tibio pues el merengue deberá solo secarse y no cocinarse y menos dorarse. Puede llevar 1 o 2 horas de secado.
Si el horno no tiene termostato para evitar que se arrebate, no se cierra del todo la puerta del horno y se le deja una abertura de 8cm.

Crocante de chocolate.
Picar el chocolate y reservar.
Poner en una cacerola chica la mantequilla.
Llevar al fuego e ir moviéndola hasta que se derrita.

Incorporar el azúcar y continuar mezclando continuamente (siempre sobre el fuego).
Primero la preparación queda granulosa y de color caramelo claro.
Se sigue mezclando hasta que nuevamente se torna líquida y de color caramelo.

Se agrega rápidamente las nueces picadas y el chocolate.
Se revuelve apenas y se vuelca sobre una superficie enmantecada o sobre una placa siliconada.
Se extiende enseguida con una espátula o cuchillo de hoja ancha y se deja enfriar.

Luego se pica finamente y se reserva.

Crema chantillí.
Batir la crema de leche con la vainilla y el azúcar impalpable previamente cernido.
Para que rinda más y quede mejor batida, se apoya el bol con la crema sobre otro bol con abundante hielo picado.

Se bate vigilando y controlando que la crema no se pase de batido.
Una vez que espesó se deja batir pues se corre el riesgo de que se corte.

Armado de la torta.
Se corta el bizcochuelo en 3 partes.
Se apoya el disco superior invertido sobre una fuente.

Se baña con almíbar y coñac cuidando de que no quede demasiado húmedo.
Se extiende crema chantillí y se espolvorea con bastante merengue partido.
Se vuelca bastante crema y crocante de chocolate.
Con una espátula se va distribuyendo y mezclando todo.
Se cubre con la otra capa de bizcochuelo, ajustándolo con las manos para que se embeba del relleno.

Se repite con esta capa lo mismo que la anterior.
Almíbar, merengue, bastante chantillí, crocante de chocolate y se cubre con la capa restante. Esta capa no se humedece con el almíbar.

Se ajusta bien con las manos. Se unta todo el borde de la torta con chantillí.
Luego se pega merengue y crocante todo alrededor.
La parte superior del postre se decora con chantillí y hojas de chocolate que se hicieron en distintas tonalidades.

Es un postre espectacular, uno de nuestros preferidos.
Es el postre que a todos gusta y nos hace quedar siempre bien.
Para ustedes lo mejor. Feliz día junto con nuestro agradecimiento.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones