Saltar al contenido

Postre de café, chocolate y nuez



Descubriremos entre tanta selección la tarta de mejor sabor.
Una masa quebrada que se rellena con una crema de café concentrado mezclado con cacao amargo que intensifica su sabor. Su base fue cubierta con mucho chocolate y nueces. Ambos ingredientes fueron envueltos y atrapados en una crema de café intenso.

INGREDIENTES
Masa de chocolate
100 gramos de mantequilla a punto pomada
100 gramos de azúcar rubio
4 yemas
3 cucharadas de licor de tu preferencia
2 tazas de harina 0000 o la que puedas conseguir (240 gramos)
1 taza de almidón de maíz (115 gramos)
2 cucharadas de cacao amargo (30 gramos)
1 cucharadita de polvo de hornear (levadura química, leudante)
Pizca de sal
Pizca de bicarbonato de sodio

Relleno
150 gramos de chocolate en barra semiamargo
130 gramos de nueces partidas a la mitad
3 huevos
½ taza de azúcar rubio (100 gramos)
½ taza de azúcar común (100 gramos)
½ taza de café fuerte recién preparado
1 cucharada de cacao amargo
3 cucharadas de coñac
½ taza de crema de leche (nata) (125cc)

Merengue para decorar
3 claras
El doble del peso de claras en azúcar
2 cucharadas de azúcar impalpable (glas, pulverizada)
Vainilla a gusto
Pizca de color rojo

Crema chantillí
1 y ½ taza de crema de leche (nata) (375cc)
2 cucharadas coposas de azúcar impalpable (glas, pulverizada)

½ taza de mermelada de frutillas
1 cucharada de gelatina sin sabor
algunas cerezas en almíbar

PREPARACIÓN
Masa. Batir la mantequilla con el azúcar rubio hasta que la preparación esté cremosa.
Agregarle de a una las yemas.
Incorporar el licor a gusto.

Aparte, cernir la harina, el almidón de maíz, el polvo de hornear, el cacao, la sal y el bicarbonato de sodio.
Incorporar a la preparación anterior mezclando hasta formar una masa.

Volcar sobre la mesa y terminar de unir (sin amasar) ayudándose con un poco de harina.
Formar un bollo y envolverlo en papel film.
Guardar en la heladera durante unas horas.

Relleno. Picar el chocolate y las nueces. Reservar.

Batir los huevos con el azúcar hasta que la preparación esté espesa y de un color más claro.
Agregar la crema de leche.

Aparte, mezclar el café fuerte recién preparado con el cacao amargo. Esta mezcla queda muy bien e intensifica el sabor del café.
Incorporar el coñac y el café a la preparación anterior.

Armado del postre. Utilizar un molde de 20cm de diámetro desmontable, sin enmantecar.

Estirar un poco la masa con el palote.
Forrar todo el molde y pasar el palo de amasar sobre los bordes para cortar el sobrante de masa.
Cubrir todo el fondo de la base con los trozos de chocolate y nuez.

Verter la preparación de café sobre la chocolate y la nuez.
Cocinar en un horno precalentado a temperatura moderada 180º durante 30 minutos o hasta que relleno tenga consistencia.
Retirar y dejar enfriar bien.
Recién desmoldar.

Decoración del postre. Para preparar el merengue hacer clic aquí:[receta:464].
O si queremos ver paso a paso la explicación con fotos hacer clic aquí:[curso:23].
Al merengue le agregamos apenas color rojo para darle un tono rosado. Reservar.

Ponemos la mermelada de frutilla en una cacerola y llevamos al fuego solo para calentar.
Hidratar la gelatina sin sabor con 3 cucharadas de agua.
Poner la gelatina hidratada en el microondas algunos segundos solo para diluirla sin que llegue a hervir.
Una vez diluida agregar a la mermelada de frutillas mezclando bien. Dejar enfriar.

Una vez fría pero sin que llegue a coagular, se toma un aro circular de 12cm de diámetro y se apoya sobre el centro del postre procurando que los bordes del mismo se introduzcan en el postre.
Volcar la mermelada de frutilla y llevar a la heladera hasta que la gelatina haya actuado, coagulando la mermelada.

Crema chantillí. Batir la crema de leche con el azúcar impalpable hasta que esté espesa y se pueda decorar con ella.

Retirar el postre de la heladera y sacar el aro que contiene la mermelada.
Poner el merengue en una manga con puntero rizado y comenzar a decorar el postre a gusto.
Poner la crema chantillí en una manga con puntero rizado y completar la decoración del postre con ella.

El postre una vez terminado queda con un centro de mermelada de frutilla bien rojo y el resto decorado con merengue rosado y blanco de la crema batida.
Se puede terminar salpicando con cerezas en almíbar y alguna pieza de chocolate.
Este postre se puede guardar hasta 3 meses en el congelador.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones