Cupcakes de te de chai

Te de chai se denomina así a un té típico de la India que se realiza con numerosas especies. Es muy consumido en el sur de la India por la clase popular. Suele venderse por las calles por vendedores que se dedican a esto y son llamados chai wallahs. La forma tradicional de prepararlo es agregándole a un té negro varias especies (cardamomo, clavo de olor, pimienta negra, anís estrellado, jengibre y canela). Hoy día se vende ya preparado y al consumirse se le puede agregar agua caliente o leche. Este te es utilizado para elaborar estos cupcakes de chai que resultan una delicia.

Cantidad: 12

INGREDIENTES
120 gramos de mantequilla a punto pomada
1 taza de azúcar (200 gramos)
3 huevos
2 tazas de harina 0000 o la que puedas conseguir (240 gramos)
1 cucharadita de polvo de hornear (levadura química, leudante)
Pizca de sal
¾ taza de leche
4 cucharaditas de chai de leche instantáneo o 2 bolsitas de té de chai

Para el baño
150 gramos de mantequilla a punto pomada
150 gramos de azúcar impalpable (glas, pulverizada)
2 cucharadas de la leche infusionada con el chai (chai de leche)

PREPARACIÓN
Cupcakes. Batir la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa y de un color más claro.
Agregar de a uno los huevos sin dejar de batir.

Aparte, cernir la harina, el polvo de hornear y la sal.

Mezclar la leche con el té de chai y preparar el té.

Agregar de a poco la harina a la preparación anterior alternando con la leche infusionada con el té de chai. (Reservar 2 cucharadas de la leche).
Una vez todo mezclado ir colocando en pirotines dobles o en moldes apropiados para cupcakes hasta llenar tres cuarta parte del molde.

Cocinar en horno moderado 180º durante 25 minutos o hasta que al pinchar el centro del cupcakes con la punta de un cuchillo, éste salga limpio sin nada adherido.

Retirar y dejar enfriar bien antes de decorar con la crema de mantequilla.

Crema de mantequilla. Batir la mantequilla junto con el azúcar impalpable a velocidad baja hasta que estén bien integrados estos ingredientes.
Subir la velocidad y batir durante 5 minutos hasta que la preparación esté cremosa y más clara su color.

Agregar las dos cucharadas de leche infusionada.
Batir hasta que el té esté integrado.

Poner la crema en una manga con un pico rizado y decorar a gusto.
Se puede espolvorear con canela (optativo).