Saltar al contenido

Chocoflan o pastel imposible

Chocoflan o pastel imposible
4.9 (97.14%) 21 votes

El chocoflan es una de esos postres que nos deja asombrados la primera vez que lo hacemos. Eso se debe a que se produce un efecto curioso cuando lo cocinamos. Las preparaciones cambian su posición en el molde. Tienes que probarlo para verlo!

chocoflan
Mitad pastel de chocolate y mitad flan

Porciones: 15

INGREDIENTES

Para el pastel o torta de chocolate

🔷 6 huevos
🔷 1/2 taza de azúcar ( 100 gramos )
🔷 1 taza de harina ( 120 gramos )
🔷 1/2 cucharada de polvo de hornear ( polvo leudante )
🔷 pizca de bicarbonato
🔷 180 gramos de chocolate para taza
🔷 50 gramos de matequilla derretida
🔷 150 gramos de dulce de leche aproximadamente

Para el flan

🔷 1 lata de leche condensada
🔷 1 lata de leche evaporada
🔷 6 huevos
🔷 1 cda de vainilla

 

PREPARACION

Poner el chocolate en una taza y cubrirlo con agua bien caliente.

Batir los huevos con el azúcar hasta que la preparación esté espesa y clara ( aproximadamente 10 minutos )
Cernir la harina junto con el polvo de hornear y la sal.
Incorporarla de a poco y en forma envolvente a la preparación anterior.

Aparte, retirar con cuidado el agua caliente del chocolate quedando de esta forma en el fondo el chocolate derretido.
Incorporarle la mantequilla derretida, mezclar y volcarlo cuidadosamente sobre la preparación anterior.
Integrarlo en forma envolvente.

Enmantecar y enharinar un molde de tubo. Cubrir el fondo con un poco de dulce de leche.
Volcar la preparación del pastel y reservar.

El flan

Poner el vaso de la licuadora la leche condensada y evaporada, los huevos y la vainilla.
Licuar.
Verter la preparación del flan sobre la torta en forma lenta.

Cocción del pastel imposible

Cocinar a baño María colocándolo en un recipiente con agua caliente.
El agua que contenga el recipiente debe estar hasta la mitad, así no se corre el riesgo de que entre agua en el molde.
Llevarlo a un horno de 180° por una hora o un poco más.

Si el pastel se dorase demasiado y no estuviese cocido del todo, taparlo con papel de aluminio hasta terminar la cocción.
Para saber si está cocido introducir la punta de un cuchillo y si éste sale húmedo pero sin que tenga adherido nada de masa es que está pronto.

Retirar, dejar enfriar bien y luego recién desmoldar.
No se debe apurar para enfriar, el proceso se debe realizar naturalmente en forma gradual.