Saltar al contenido

Cheesecake de frutillas



Califica la receta

Es bueno aclarar que se trabajó con gelatina y se desmoldó sin problemas con un molde fijo (no utilizamos molde desmontable).

Porciones: 12

INGREDIENTES
Pionono
3 huevos
3 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de harina
1 cucharada de almidón de maíz (fécula, espesante)
1 cucharada de miel

Relleno
340 gramos de ricota cremosa
½ taza de azúcar (100 gramos)
4 huevos
1 taza de crema de leche (nata)
4 cucharadas de almidón de maíz
200 gramos de chocolate cobertura blanco
250 gramos de frutillas (fresas)
4 cucharadas de azúcar

Para la cubierta
1 paquete de 8 porciones de gelatina de frutilla (fresas)
1 y ½ taza de agua hirviendo
1 y ½ taza de agua helada
Frutillas cortadas en rodajas como para cubrir la superficie
50 gramos de cerezas en almíbar

PREPARACIÓN

Forrar con papel aluminio un molde cuadrado de 20x20cm.

Pionono. Este pionono lo utilizaremos para cubrir la base del molde y cortaremos triángulos de pionono (que sean del alto del molde) y los pondremos alrededor del molde.

Pionono. Batir los huevos con el azúcar, la miel y la vainilla hasta punto letra o punto cinta.
Retirar de la batidora y agregar la harina y el almidón de maíz (previamente cernida).
Agregar la mezcla de harina a la preparación anterior, en forma lenta y envolvente.

Volcar sobre una placa previamente forrada su base con papel blanco.
La medida de la placa 35x45cm
Esparcir la preparación del pionono de modo que quede pareja con ayuda de una espátula.

Cocinar en horno moderado, precalentado 180º durante 10 minutos o hasta que esté cocido y apenas dorado.
Retirar y desmoldar sobre un paño seco espolvoreado con azúcar.
Dejar enfriar.

Relleno de la cheesecake. Lavar las frutillas y secarlas.
Picarlas y ponerlas en un tazón con 4 cucharadas de azúcar.
Dejarlas 1 hora o más para que se maceren.

Una vez maceradas las frutillas colocarlas en una cacerola chica.
Llevar al fuego y una vez que rompe hervor, dejar 10 minutos aproximadamente.
Retirar, enfriar y reservar.

Aparte, colocar en el bol del procesador la ricota, el azúcar y los huevos.
Procesar hasta que se unan los ingredientes y quede una consistencia cremosa.
La crema obtenida se coloca en un recipiente.
Reservar.

Aparte, calentar la crema de leche.
Una vez caliente verter sobre el chocolate blanco, previamente picado.
Mezclar hasta que el chocolate esté disuelto.

Agregar esta ganache a la crema anterior.
Mezclar bien.
Agregar las 4 cucharadas de almidón de maíz y mezclar hasta que se integre.
Incorporar las frutillas reservadas y mezclar.

Armado de la cheesecake. Forrar el fondo del molde con pionono.
La medida del pionono debe quedar dos milímetros más chico que la medida del fondo del molde.
Aparte, cortar triángulos de pionono y colocar en cada borde del molde 3 triángulos.
Para que los triángulos se sostengan, su base se apoya sobre el fondo del molde y quedará ajustado con la plancha de pionono que cubre el fondo.

Volcar la preparación sobre el molde.
Para que no caiga con mucha fuerza se toma una cuchara y se pone en el centro del molde.
Se vuelca el contenido sobre la cuchara para amortiguar la fuerza.
Se pone el molde a baño María y se lleva a cocinar en horno precalentado 170º durante 1 hora aproximadamente. El agua del baño María debe estar caliente.

Una vez que los bordes están firmes y el centro aún se mueve un poco, nos indica que está pronto.

Se apaga el horno y se deja dentro hasta que tome temperatura ambiente.
Luego se lleva a la heladera para que enfríe.

Gelatina de frutilla (fresas). Se pone el polvo de gelatina en un recipiente.
Se agrega el agua hirviendo.
Se revuelve hasta disolver bien la gelatina.
Se agrega el agua helada revolviendo.

Se toma el molde donde está la cheesecake y se untan los bordes, forrados con papel aluminio, con aceite.

Toda la superficie de la cheesecake se cubre con rodajas de frutillas.
Se deja en la heladera.

Se espera a que la gelatina esté fría y su consistencia esté como un jarabe, que no esté espeso pero que tiende a coagularse.
Se cubre la superficie de la cheesecake con la mitad de la gelatina.
Esta cantidad alcanza para cubrir las frutillas.

Se coloca en el congelador solo 10 minutos y se retira.
Se cubre con la otra mitad de la gelatina y se coloca 10 minutos más en el congelador.
Se retira del congelador y se coloca en la heladera.
Se deja toda la noche en la heladera.

Es importante decir que este postre se hizo en un molde fijo, no en un molde desmontable lo que hizo más difícil su desmolde.
Explicamos a continuación los pasos a seguir para aquellos que no cuentan con moldes desmontables.

Se utilizó un cartón grueso y firme con la medida exacta de la superficie del postre.
Se forró el cartón con papel film.
Se pasó un cuchillo por todo el contorno del molde, entre el papel aluminio y el molde.
Esto nos asegura que el postre al desmoldarlo se desprenda rápido del molde.

Se cubrió la superficie del molde con el cartón.
Se dio vuelta rápidamente el molde.
E inmediatamente se volvió a girar para apoyarlo en el plato principal.
Se retiró todo el papel aluminio.

Se terminó de decorar con frutillas y cerezas en almíbar.
O a gusto de cada uno


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones