Saltar al contenido

Postre rubí de gelatina con frutillas (fresas) y duraznos

Postre rubí de gelatina con frutillas (fresas) y duraznos
5 (100%) 1 vote

postre rubi de gelatina

Porciones: 12

INGREDIENTES
1 caja de gelatina de frutillas (fresas) o cerezas de 8 porciones
2 tazas de agua hirviendo (500cc)
1 taza de agua a temperatura ambiente (250cc)
300gramos de frutillas (fresas)
1 lata de duraznos en almíbar
1 taza de crema de leche (nata) (250cc)
2 cucharadas de azúcar impalpable
1 cucharada de gelatina sin sabor (7gramos)
35cc de agua
2 docenas de vainillas (plantillas)
1 cucharadita de vainilla

PREPARACIÓN
Utilizar un molde de 20cm de diámetro.
Humedecer todo el molde con agua.

Disolver el contenido del sobre de gelatina de frutillas en 2 tazas de agua hirviendo.
Agregar el agua de a poco mientras se va revolviendo hasta que esté totalmente disuelta.
Incorporar la taza de agua fría y mezclar.

Aparte, lavar las frutillas y dejarlas orear.
Escurrir los duraznos y cortar la mitad en gajos.
La otra mitad picarlos bien.

Verter en el molde 1cm de gelatina de frutillas.
Llevar a la heladera hasta que solidifique.

Colocar sobre la gelatina solidificada, frutillas cortadas a la mitad.
Cubriendo toda la superficie.
Verter un poco más de gelatina y llevar al refrigerador hasta que solidifique.
Retirar y cubrir con gajos de duraznos.
Cubrir los duraznos con gelatina de frutilla y llevar al refrigerador.

Aparte, hidratar la gelatina sin sabor en el agua (35cc de agua que dice en los ingredientes).
Una vez hidratada diluirla a baño María o en microondas al 60% de potencia.
Cuidar que la gelatina solo se disuelva sin que llegue a hervir.
Reservar.

Batir la crema con el azúcar y la vainilla hasta que esté espesa.
Agregar en forma envolvente la gelatina disuelta.

Volcar esta preparación a la gelatina restante, mezclando todo bien.

Volcar una capa generosa de esta crema sobre la gelatina.
Llevar al refrigerador hasta que solidifique un poco.
Cubrir con vainillas previamente humedecidas en el almíbar de los duraznos.

Cubrir con duraznos picados.
Una capa de crema rosada.
Vainillas humedecidas en el almíbar, nuevamente.
Cubrir las vainillas con el resto de la crema rosada.

Dejar en el refrigerador 4 horas o toda la noche antes de desmoldar.
Pasar el molde por agua caliente rápidamente y luego desmoldar.

Se decora con frutillas y hojas de menta previamente pinceladas en gelatina disuelta para que tomen brillo y queden protegidas.