Tarteletas de crema de frutillas, (fresas)

Cantidad: 2 o 3 docenas dependiendo del espesor de la masa

INGREDIENTES
Masa de tarteletas
1 y 3/4 taza de harina (210 gramos )
1 cucharadita de polvo de hornear
Pizca de sal
100 gramos de manteca ( mantequilla )
3 cucharadas de azúcar
2 yemas de huevo
3 cucharadas de coñac o leche o vino dulce (si es una bebida alcohólica mejor pues deja la masa crocante)

Crema de frutillas
2 tazas de leche (500cc)
½ taza de azúcar (100gramos)
1 huevo
2 yemas
2 cucharadas de harina
2 cucharadas de mantequilla a punto pomada
¾ taza de mermelada de frutilla

Para decorar
250gramos de frutillas grandes
1 caja de gelatina de frutilla de 4 porciones

PREPARACION
Masa de tarteletas. Poner en un bol la mantequilla y batirla junto con el azúcar hasta que esté cremosa.

Se le agregan las yemas y se mezcla bien hasta que esté todo incorporado.

Se tamiza la harina junto con el polvo de hornear y la sal.
Se agrega a la preparación anterior intercalando con el coñac.

Se une la masa rápidamente hasta formar un bollo, sin trabajar demasiado la masa.
Se lleva al refrigerador durante una hora para que descanse y se ponga firme. (Sí se deja más tiempo en la heladera no importa ya que la masa se trabaja mejor)

Estirar con el palote dejándola bien fina.
Se forran los moldecitos para tarteletas, se pinchan con un tenedor y se llevan a un horno caliente (180º a 190º) entre 5 y 7 minutos.

Se retiran, se dejan enfriar y se rellenan.

Tips: si queremos que las tarteletas salgan todas iguales y parejas, una vez que los moldes están forrados con la masa, se forra cada uno con papel aluminio.
Así la masa queda bien pegada al molde adoptando su forma e impidiendo que los bordes caigan.
Se dejan cocinar unos minutos hasta que la masa quede firme y luego se retira el papel para terminar de cocinarlas y que tomen un tono ligeramente dorado.

Crema de frutillas. Colocar en una cacerola mediana el huevo, las yemas y el azúcar.
Mezclar bien y agregar la harina uniendo todo bien.
Añadir la leche caliente de a poco y sin dejar de revolver.

Cocinar a fuego moderado siempre moviendo la preparación hasta que esté a punto de hervor. Retirar del fuego y agregarle la mermelada de frutilla mezclando bien.

Poner nuevamente en el fuego hasta que rompa hervor y espese.
Retirar y agregarle la mantequilla revolviendo bien.
Dejarla enfriar.

Rellenar las tarteletas con la crema.

Para decorar. Preparar la gelatina de frutillas pero agregándole ½ taza menos de agua que la indicada en la caja.
Dejar enfriar fuera de la heladera hasta que tome consistencia de jarabe.

Elegir una frutilla por cada tartaleta.
Sumergir en la gelatina todas las frutillas que vamos a utilizar.
Retirarlas y apoyarlas en un plato. Llevarlas al refrigerador hasta que la gelatina esté firme.

Repetir la operación 2 o 3 veces para que las frutillas se destaquen por su color y brillo.
Ayudándose con un pincel pintar con gelatina la superficie de cada tarteleta.
Colocar en el centro una frutilla, llevar al refrigerador hasta que esté firme.