Saltar al contenido

Budín con chocolate blanco y fruta abrillantada (glaseada)


Este budín cuenta en su interior con una mezcla de fruta abrillantada o glaseada y chocolate blanco. Un budín fuera de lo común que despierta curiosidad….ya que con solo mencionar sus ingredientes se sabe que su sabor será extraordinario…..

Cantidad: 3

INGREDIENTES
350 gramos de mantequilla a punto pomada
350 gramos de azúcar impalpable (glas, pulverizada)
6 yemas
2 huevos
2 cucharadas de coñac
1 cucharada de vainilla
3 y ¼ tazas de harina 0000 o la que puedas conseguir (400 gramos)
1 taza de almidón de maíz (fécula, espesante) (120 gramos aprox)
2 cucharadas de polvo de hornear (levadura química, leudante) (20 gramos)
Pizca de sal

Fruta abrillantada y chocolate blanco
60 gramos de pasas rubias
100 gramos de pasas negras
50 gramos de nueces picadas
100 gramos de avellanas
300 gramos de fruta abrillantada
200 gramos de chocolate blanco picado
50 gramos de pistachos picados

PREPARACIÓN
Batir la mantequilla con el azúcar impalpable hasta que los dos ingredientes se integren.
Agregar de a una las yemas y los huevos.

Incorporar la vainilla y el coñac.

Aparte, cernir la harina, el almidón de maíz, el polvo de hornear y la sal.
Agregar a la mezcla anterior mezclando bien.

Dividir la masa en dos recipientes distintos.
En uno poner ¾ parte de la masa.
En otro poner la cuarta parte de la masa restante.

Pasar la fruta por 1 cucharada de harina.
Agregar esta fruta a la ¾ parte de la masa mezclando bien.

Aparte, derretir a baño María el chocolate blanco.
Una vez derretido agregar los pistachos picados.

Verter el chocolate blanco derretido sobre la ¼ parte de la masa.
Mezclar.

Enmantecar y enharinar 3 moldes de budín inglés.
Verter la ¾ parte de la masa en los 3 moldes.
Por último repartir la ¼ parte de la masa con el chocolate entre los moldes.

Introducir la punta de un cuchillo en cada uno de los moldes y darle vuelta en círculos varias veces para que la masa se mezcle bien.

Cocinar en horno precalentado a 170º durante 40 minutos aproximadamente o hasta que al introducir la punta de un cuchillo en el centro, ésta salga limpia sin nada adherido.

Retirar, dejar enfriar un poco y recién desmoldar.
Se puede servir así, o espolvoreado con azúcar impalpable o cubrirlo con un baño de azúcar.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones