Un postre especial con duraznos (melocotones)

Porciones: 12

INGREDIENTES
Base
2 claras
2 cucharadas de agua a temperatura ambiente
½ taza de azúcar (100 gramos)
Esencia de vainilla
2 yemas
40 gramos de almidón de maíz (fécula, espesante)
40 gramos de harina 0000 o la que puedas conseguir
½ cucharadita de polvo de hornear (levadura química, leudante)
Pizca de sal

Crema
1 taza de leche (250cc)
½ cucharada de almidón de maíz (fécula, espesante)
3 yemas
2 cucharadas de azúcar
Esencia de vainilla
50 gramos de mantequilla

Para cubrir
1 taza de crema de leche (nata) (250cc)
1 lata de duraznos en almíbar (melocotones)
1 bolsita de merengues

PREPARACIÓN
Masa base. Batir las claras con 1 cucharada de azúcar y el agua hasta que queden firmes y consistentes.
Agregar el resto del azúcar en forma de lluvia y sin dejar de batir.

Agregar las yemas de a una.

Aparte, cernir la harina, el almidón de maíz, la sal y el polvo de hornear.
Agregar al batido mezclando.

Untar con mantequilla y espolvorear con harina un molde de 24cm de lado.
Volcar la masa y llevar a cocinar en un horno precalentado a 180º durante 25 o 30 minutos.

Una vez cocida dejar enfriar un poco y desmoldar.
Dejar enfriar sobre rejilla.

Crema. Poner en una cacerola el almidón de maíz.
Agregar de a poco y siempre revolviendo la leche para disolver el almidón.
Agregar las yemas y el azúcar.

Llevar al fuego siempre revolviendo hasta que espese y rompa hervor.
Retirar del fuego y agregarle la vainilla y la mantequilla mezclando rápidamente hasta integrarla.

Dejar enfriar bien la crema.

Retirar los duraznos de la lata y escurrirlos bien.
Cortarlos en rodajas reservando 2 mitades sin cortar.

Armado del postre. Untar la superficie y el contorno de la torta con esta crema.
Tapizar toda la superficie con las rodajas de duraznos.
Cubrir toda la torta con la crema de leche batida espesa.
Cubrir toda la crema con merengues y terminar de decorar con ¼ de duraznos.

Este postre se come bien frío.