Torta quinceañera con una cascada de flores Saltar al contenido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

Torta quinceañera con una cascada de flores



Consideramos que esta torta es apropiada para una joven quinceañeras ya que la cascada de flores que las cubre nos recuerda la primavera en plena floración, al igual que estas jovencitas con sus ilusiones y anhelos.

ELEMENTOS UTILIZADOS
1 plancha de telgopor de 3cm de espesor aproximadamente
Pasta para forrar la torta
Masa de modelaje
Perlitas blancas y canutillos
Cortantes de flores y de hojas
Color vegetal lila, gris, blanco, verde etc.
Cintas de colores para forrar bordes
Puntilla

Masa de modelaje
Masa de modelaje. 250gramos de azúcar impalpable (glas, pulverizada, lustre)
1 cucharadita de te de CMC (5gramos) (carboximetilcelulosa)
1 cucharada sopera de glucosa
4 cucharadas de agua

EXPLICACIÓN DE SU DECORACION
Esta torta está formada por 3 tortas de distintos diámetros y está apoyada sobre una plancha de telgopor. Las medidas son 30cm, 26cm, 20cm. de diámetro.
La plancha de telgopor se emplea como base de las tortas. Se apoya el molde más grande que se emplea sobre la plancha de telgopor y con un cortante afilado o un cutter se corta un círculo con 5cm de excedente para que la torta en su conjunto se luzca más. Se cubre todo el contorno de la plancha de telgopor con una cinta en un tono que esté de acorde con el resto de la decoración. También se puede aplicar una puntilla fruncida en todo el contorno. O se puede cubrir, decorándola con Glasé real.

Cada torta se forró con Baño Wilton. Pero también se puede forrar con falso mazapán o con masa de miel. Lo importante es que cada uno empleé la masa que está acostumbrado a preparar y le tenga confianza. Si la forran con Baño Wilton en nuestro sitio encontrarán paso a paso como hacerla con todos los detalles. Para ello ingresar a https://www.solopostres.com/ luego hacer clic en la categoría [Baños para tortas y salsas] y click en Baño Wilton.

Se unta toda la torta con dulce de leche para que la masa se adhiera bien pero apenas, sin excederse.

Se preparó la masa y una vez pronta se estiró con cuidado y con ayuda de un poco de almidón de maíz hasta tener un grosor medio de 1/2cm aproximadamente, no menos que esta medida porque esto les permite cubrir cualquier imperfección que tenga la superficie de la torta. Se arrolló la masa en un palo de amasar ligeramente espolvoreado con almidón de maíz y luego se apoyó sobre la torta hasta forrarla totalmente.
Una vez forrada, con las manos se acaricia toda la torta para fijarla bien a la superficie y se corta con un cutter la masa sobrante.
Se unta la base con un poco de dulce de leche y se apoya la torta. Esto ayuda a que la torta se fije y no corra riesgo que se resbale al transportarla.
De la misma forma se forran las dos tortas restantes y se enciman de mayor a menor formando así la torta final de tres pisos.
En cada base de torta se le pasó una cinta de 2cm de color manteca satinada, para adherirla se untó con glasé.

Masa de modelaje.

Información de interés
Haciendo una pequeña reseña de cada ingrediente.
El azúcar lustre, (llamada también pulverizada, cristalizada, glas, impalpable), si consiguen emplear aquella que dice en el envase la palabra talco.
Es un azúcar más refinado que el azúcar lustre común. El azúcar debe ser de muy buena calidad porque el resultado es mejor.

De no conseguirse éste en particular, utilizar el azúcar lustre común envasado pero de buena calidad y con una marca reconocida en plaza que lo respalde.
Una marca reconocida nos asegura un buen producto mientras que las otras pueden ser más económicas pero contener una proporción mayor de almidón de maíz del que se necesita y al elaborar la masa nos cuesta que tome la consistencia necesaria para poder trabajarla.

El CMC es un polvo blanco que se consigue en cualquier negocio de venta de artículos de repostería. Ayuda a mantener la masa equilibrada en su humedad y maleable sin que se resquebraje actuando como estabilizante.

Glucosa. Se presenta en forma de pasta y es como una miel transparente, sin olor, ni sabor. Se emplea mucho en repostería para dar elasticidad a la masa. Se compra también en negocios de venta de artículos de repostería y en farmacias o droguerías, durando muchos meses.

Es fundamental, cuando preparamos pasta para modelar y a su vez queremos utilizarla en el momento, que el clima no esté con un alto índice de humedad.
Bien sabemos que la humedad es el enemigo del azúcar. Por lo tanto, al trabajar con mucha humedad corremos el riesgo que las piezas no solo no se sequen sino que se deformen. Para quien tenga la posibilidad y el privilegio de tener aire acondicionado en la habitación que está trabajando este problema no existirá.

PREPARACION
Poner en una cacerola chica las 4 cucharadas de agua y la glucosa.
Llevar a fuego bien suave y siempre revolviendo hasta disolver la glucosa.
El agua no debe llegar a estar muy caliente con que esté tibia alcanza para disolver la glucosa.

Retirar enseguida del fuego.

Aparte, cernir 3 veces el azúcar impalpable con el CMC, esto es importante para que no tenga ningún grumo y el azúcar esté bien aireado.
Incorporar la mitad del azúcar al líquido y mezclar.

El resto del azúcar volcarlo sobre la mesada, formar un hoyo en el centro y agregar la pasta a medio hacer de glucosa y agua.
Ir uniendo el azúcar con los otros ingredientes de a poco hasta formar una masa homogénea.

Amasarla hasta que tome consistencia maleable y que no se pegue.
Agregándole algo más de azúcar para trabajarla.
Una vez que la masa no se pega se coloca en una bolsa de nailon y se guarda envuelta en un frasco de vidrio. Se va sacando trozos de la misma a medida que se va necesitando.
Se puede guardar en la parte baja de la heladera unos cuantos días pero no demasiado ya que fermenta con facilidad.
Para utilizarla se retira un rato antes para que tome temperatura ambiente y se amasa nuevamente un poco hasta lograr obtener la textura necesaria para poder modelar con ella.

Secado de la masa. Una vez terminada la pieza se apoya sobre una plancha de tergopol espolvoreada con abundante almidón de maíz y se deja al aire para que se seque. El tiempo de secado dependerá del clima. Más seco el ambiente menor tiempo de secado.
No se cubre con nada ni se guarda. Se deja expuesta para un secado mejor y más rápido.

Para colorear. Se toma un trozo de masa y se le agrega apenas un toque de color en pasta (el mismo que se utiliza en repostería) pero apenas un toque para ir probando si es el color que queremos. Los colores toman mucha intensidad rápidamente y más cuando la pieza se seca por lo tanto conviene empezar por poco y luego ir agregándole tomando en cuenta estos detalles.

Para que el tono quede parejo se amasa continuamente hasta que el color se distribuye en forma pareja quedando bien uniforme.

De acuerdo al tamaño de la pieza y del clima puede durar desde horas hasta 3 días en secarse.
Si a su vez queremos acentuar con color alguna zona de la pieza se puede pintar con los colores en pasta y un pincel fino, pero recién al tercer día de realizado.

Esta masa es muy maleable y se puede estirar logrando un espesor muy fino adecuado para vestidos o manteles o cortinados, pero hay que tener presente que debemos tomar práctica para realizar la piezas. Lo mejor es empezar con las más simples para tomar movilidad en las manos que en un principio se van a mover torpemente hasta que adquieran práctica.

Cuando tomamos un trozo para formar una pieza y ésta se nos pega se pega en las manos o en la mesada nos ayudamos con algo de almidón de maíz, de esta forma podremos trabajarla con más comodidad.

Las piezas una vez terminadas se apoyan en una plancha de telgopor espolvoreada con abundante almidón de maíz y se dejan secar allí.
Dividir la masa en partes y teñir cada parte con el color deseado, amasando bien para que el color quede parejo.
Estirar la pasta de modelaje y dejarla de aproximadamente 3mm de espesor.
Cortar prímulas con el cortante. Utilizar siempre un poco (apenas) de almidón de maíz para que al estirarla no se pegue.
Con la flor puesta en la palma de la mano y con ayuda de un bolillo chico ruletear los bordes mientras se va girando la flor y por último hundir el centro y rellenarlo con glasé blanco utilizando un cartucho.
Se termina de decorar con perlitas y canutillos dorados. Se van apoyando sobre una plancha de telgopor previamente espolvoreada con almidón de maíz.
Continuar realizando las flores repitiendo el procedimiemto anterior pero variando los colores. Luego se estira pasta de modelaje de color verde y se cortan hojas con cortante mediano y chico variando la tonalidades del verde. Una vez cortada la hoja se presiona sobre un marcador de nervaduras y así quedan perfectas.
Se apoyan sobre una pieza curva como un palo de amasar previamente espolvoreado con almidón de maíz u otra pieza para que las hojas tomen distintas formas.

El secado depende de la humedad ambiente, colocarlas en el lugar más seco de la casa y dejarlas secar dos o tres días dependiendo de la humedad.

Armado de la torta. Se prepara glasé real firme y con una manga o cartucho de papel se van pegando las distintas tonalidades de flores alternando con las hojas.
El efecto es muy bonito y solo se necesita un poco de paciencia para realizar las flores.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones