Saltar al contenido

Torta 80 golpes o torta húngara

torta hungara

Torta 80 golpes o torta húngara
4 (80%) 2 vote[s]

torta hungaraLa torta de los ochenta golpes es argentina pero de origen alemán pues la cultura alemana influyó mucho en la cocina argentina sobre todo en los postres. Hay varios ejemplos de ello como Berliner que son conocidos como berlinesas, croissants que son llamadas medialunas y la torta de los ochenta golpes cuyo nombre en alemán es Achtzig Schlag.

Porciones: 12

INGREDIENTES
Preparación de la levadura
25 gramos de levadura fresca prensada
2 cucharadas de harina
1/2 cucharada de azúcar
1/2 taza de leche tibia (125cc.)

Masa
3 y 1/2 tazas de harina ( 420 gramos)
pizca de sal
1/2 taza de azúcar ( 100 gramos )
120 gramos de manteca o margarina ( la que proviene de la crema de leche vacuna o vegetal )
ralladura de piel de limón
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 huevo

Relleno
1/2 taza de nueces picadas (50gramos)
100 gramos de pasas de uva
1/3 de taza de ron o coñac
1/2 taza de almendras picadas (50gramos)
1/3 de taza de azúcar (60 gramos)
1 huevo
50 gramos de mantequilla a punto pomada
100 gramos de mermelada de damascos o duraznos o frutillas ( albaricoques, melocotón, fresas )
1/2 taza de galletitas molidas
Jalea para pincelar

PREPARACION
Poner a macerar las pasas en la bebida elegida, (licor, ron, coñac etc) durante media hora.

Levadura. Poner en un recipiente chico la levadura, el azúcar y la harina.
Mezclar y agregar la leche tibia revolviendo hasta que la levadura esté disuelta.
Tapar y dejar en un lugar templado hasta que la levadura quede espumosa y aumente su volumen.
Aproximadamente 10 minutos.

Masa. Cernir la harina junto con la sal y ponerla en un bol grande.
En otro recipiente poner la manteca blanda junto con el azúcar y batir hasta que la preparación esté cremosa.
Mezclar un poco el huevo para romper su ligue e incorporarlo.

Agregar la ralladura y la esencia.
Volcar esta preparación sobre la harina, revolviendo hasta que se integre a la harina.

Formar un hueco en el centro y volcar la levadura previamente mezclada.

Mezclar todo e ir formando la masa.
Una vez que la masa se desprenda de los bordes del recipiente se vuelca sobre la mesa enharinada.
Se va amasando hasta terminar de formar la masa. En un principio la masa es pegajosa e irregular.
Pero a medida que se va amasando se va transformando, tornándose lisa, elástica y nada pegajosa.

Trabajarla hasta que ésta quede suave, tierna, elástica.
El nombre de 80 golpes fue dado porque para que la masa quedase bien elástica se le daba 80 golpes sobre la mesa.

Formar un bollo, ponerlo en un bol y cubrirlo con un paño o con papel film.
Dejarla que reposo en un lugar cálido y que tranquilamente vaya levando hasta duplicar su tamaño.

Relleno. Mezclar las pasas previamente remojadas y escurridas, con el azúcar, las galletitas molidas, las nueces picadas, las almendras picadas y el huevo.

Estirar la masa formando un rectángulo de aproximadamente 35×45.
Untar toda la masa con la mantecquilla blanda o bien derretir la mantequilla a baño María y pincelarla.
Cubrir con la mermelada de durazno y finalmente esparcir el relleno por toda la superficie.

Arrollarlo con cuidado y cortarlo en rodajas de tres centímetros y medio.
Enmantecar generosamente un molde redondo para tortas de 24cm y acomodar las rodajas algo separadas una de otra.
Cubrir con un paño o nailon y dejar en un lugar cálido durante 10 a 15 minutos o hasta que leve un poco.

Cocinar en un horno precalentado a fuego moderado 180º durante 30 minutos o hasta que la masa esté cocida y dorada.
Desmoldar y pincelar con jalea caliente.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones