Saltar al contenido

Torta de arroz inflado de colores fuertes



El arroz inflado es un cereal, un grano inflado como las palomitas de maíz, pero elaborado a partir de arroz. Se usa como cereal en el desayuno, en aperitivos y también en muchos países se vende en la calle. Es muy rico para chicos y grandes, hoy pensamos en presentarlo de una forma distinta para que llame más la atención ……

INGREDIENTES
8 tazas de cereal de arroz
8 tazas de marsmallow blancos (nubes, malvaviscos, bombón) o utilizar
4 tazas de marsmallow blancos y 3 cucharadas de glucosa
150 gramos de mantequilla
Color verde oscuro
Color rojo intenso

PREPARACIÓN
Preparación del cereal de arroz en color verde. Poner en una cacerola 75 gramos de mantequilla y 4 tazas de marsmallow blancos (malvaviscos, bombón, nubes).

Llevar a fuego bajo y mezclar hasta que se derrita todo.
Agregar el color verde hasta que el color quede bien oscuro.

Volcar de golpe 4 tazas de arroz inflado (cereal de arroz).
Mezclar continuamente hasta que el arroz inflado esté totalmente teñido.
Si revolvemos y nos cuesta emparejar el color de todo el arroz, retiramos unos segundos del fuego y continuamos revolviendo para evitar que se pueda quemar algunos granos de arroz.

Enseguida volvemos a poner en el fuego y continuamos revolviendo.
Repetimos esto hasta que el arroz esté totalmente teñido.

Es una operación fácil y se logra rápidamente pero de todas formas nos gusta indicarles todos los detalles.

Aceitar un molde circular de 20cm de diámetro, con aceite directamente o en aerosol.

Volcar el arroz inflado en el molde y colocarlo solo en el borde.
Para hacerlo rápidamente conviene aceitar las manos para que el arroz no se pegue y cubrir todo el contorno procurando que quede de 2cm de espesor y aproximadamente 3 o 4cm de alto.

Preparación del cereal de arroz color rojo. Poner en una cacerola 75 gramos de mantequilla y 4 tazas de marsmallow blanco (malvaviscos, bombón nubes).
Llevar a fuego suave e ir mezclando hasta que esté todo derretido.
Agregar el color rojo y mezclar bien.

Incorporar el cereal de arroz y mezclar continuamente hasta que esté todo teñido.
Hacer lo mismo que en el anterior, si vemos que el color no está parejo, lo retiramos unos segundos del fuego y continuamos mezclando.
Volver a poner en el fuego y revolver.

Volcar el arroz inflado sobre el molde y rellenar la parte interior del molde con él.
Presionar bien.
Una vez frío se le pasa una espátula todo alrededor y se desmolda.
Pronto para comer.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones