Saltar al contenido

Tarta de gelatina de frutillas (fresas) y creme bruleé


Califica la receta

Porciones: 12


INGREDIENTES
Masa de tarta
100 gramos de mantequilla a punto pomada
½ taza de azúcar (100 gramos)
1 y ½ taza de harina (180 gramos) 0000
1 huevo
Vainilla a gusto



Crema de frutilla (fresas)
430 gramos de frutillas picadas
150 gramos de pulpa de uvas
180 gramos de mermelada de frutilla
½ taza de azúcar (100 gramos)
4 cucharadas de gelatina sin sabor (28 gramos)
¾ taza de agua templada

Crème bruleè
8 yemas
1 taza de azúcar (200 gramos)
1 taza de leche (250cc)
1 taza de crema de leche (250cc) (nata)


PREPARACIÓN
Masa. Mezclar la mantequilla con el azúcar hasta formar una crema.
Agregar el huevo y la vainilla.
Mezclar todo.

Tamizar la harina y volcar sobre los ingredientes húmedos.
Mezclar hasta formar una masa.

Estirar la masa y colocarla en un molde cuadrado de 18x18cm.
Cubrir el fondo y con las manos extender la masa hasta cubrir aproximadamente 2cm de los bordes.
Cocinar en horno precalentado 180º aproximadamente 15 minutos o hasta que la masa esté cocida.


Retirar, dejar enfriar y colocar en el congelador de la heladera.
Dejar allí hasta que la masa esté congelada.

Una vez congelada desmoldar y forrar el fondo del molde con una hoja de nailon.
Apoyar nuevamente la masa en el molde.
Forrar todo el contorno del molde con acetato.
Reservar.

Gelatina de frutillas. Mezclar la frutilla picada, la pulpa de uva (sin semilla y sin cáscara) y el azúcar.
Dejar macerar una hora o más.
Incorporar la mermelada de frutilla y mezclar.
Poner en el vaso del procesador o en la licuadora y licuar todo.



Aparte, hidratar la gelatina en el agua.
Una vez hidratada colocar unos segundos en el microondas para licuarla (sin que llegue a hervir).
Volcar la gelatina hidratada sobre las frutillas.

Verter esta preparación sobre el molde.
Llevar a la heladera y dejar hasta el día siguiente para que coagule y afirme bien.

Crème bruleè. Batir las yemas con ½ taza de azúcar (100 gramos) hasta que la preparación blanquee y se ponga espesa.

Aparte, calentar la crema de leche (nata) y la leche hasta que hierva.
Volcar sobre las yemas en forma de hilo.
Mezclar rápidamente.

Volcar la crema en un molde antiadherente de 15cm de diámetro.
Cocinar a baño María (colocar el agua del baño María bien caliente).
Cocinar en un horno precalentado a 150º durante 30 minutos o hasta que al pinchar el centro con la punta de un cuchillo, ésta salga limpia sin nada adherido.

Retirar y dejar enfriar.
Llevar al congelador y dejar la crème bruleè hasta que esté congelada.
Desmoldar y cubrir la superficie con abundante azúcar.

Retirar la tarta de la heladera con la frutilla gelificada.
Desmoldar con cuidado la tarta retirándole todo el acetato.

Aparte, desmoldar la creme bruleè y apoyarla en el centro de la tarta.
Espolvorear la superficie de la creme bruleè con abundante azúcar.
Utilizar un soplete y quemar el azúcar.
Decorar alrededor con crema batida (chantillí) y hojas de menta (hierbabuena).
O a gusto.
Mantener en la heladera y retirar un rato antes de servir.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones