Tarta de uvas frescas.

INGREDIENTES
Masa de tarta
1 taza de harina (120 gramos)
1 taza de almidón de maíz (115 gramos)
1 pizca de sal
1 cucharadita de polvo de hornear (levadura química, leudante)
150 gramos de mantequilla
3 cucharadas de azúcar
1 huevo
1 yema
3 cucharadas de coñac

Relleno
3 huevos
3cdas de azúcar
2das de gelatina sin sabor
½ taza de crema de leche
1 taza de leche
esencia de vainilla
1 copita coñac
1/2kg de uvas frescas, de color verde u oscuras
1 taza de crema de leche (250cc.)
2 cucharadas de azúcar impalpable (lustre, pulverizada)

PREPARACION
Masa de tarta. Tamizar la harina junto con el almidón de maíz, la sal y el polvo de hornear.

En el centro colocar la mantequilla e ir integrándola a las harinas con la punta de los dedos.
Luego incorporar el huevo, la yema, el azúcar y el coñac.

Trabajando siempre con la punta de los dedos ir integrando todo hasta formar un bollo.
Se envuelve en papel film o en bolsa de plástico y se deja reposar en la heladera durante una hora antes de usar.

Luego estirar con el palote hasta que esté fina, de aproximadamente 3mm de espesor.

Forrar el molde de tarta desmontable.
Pinchar la base con un tenedor y forrar toda la masa con papel aluminio ajustando bien los borde.

Llevar al congelador de la heladera y dejar hasta que la masa esté bien firme o congelada.

Retirar y llevar a horno fuerte de 200º durante 5 a 6 minutos.
Luego bajar la temperatura del horno 180º y dejar cocinar hasta que la masa esté firme, retirar el papel y continuar cocinando hasta que esté cocida pero no dorada.
Retirar y enfriar bien sin desmoldar.

Relleno. Poner a hidratar la gelatina en media taza de agua fría.
Batir un poco las yemas con el azúcar y agregarle la leche.
Una vez hidratada la gelatina ponerla 30 segundos en un microondas solo para que se licúe sin dejar que hierva porque la gelatina se quemaría.

Poner en una cacerola, las yemas, el azúcar, la leche y la gelatina hidratada y llevar al fuego revolviendo siempre con cuchara de madera.

Retirar antes que hierva a una temperatura de 80º.
Enfriar rápidamente poniéndola en una baño María invertido.

Batir la taza de crema de leche con el azúcar cernido hasta que comience a espesar.

Una vez fría la crema, incorporar la crema de leche batida a medio punto
Por último batir las claras a nieve junto con una cucharada de azúcar.
Perfumar con la esencia de vainilla y el coñac.

Incorporar la mitad de las claras batidas a la preparación anterior mezclando bien hasta incorporarlas.
La mitad restante agregársela en forma lenta y envolvente.
Verter la crema sobre la tarta y llevar al refrigerador.

Acomodar los granos de uva, previamente pintados con jalea de manzana u otra.
Cubrir la superficie.
Llevar al refrigerador durante 4 horas y recién desmoldar.
Este postre puede permanecer fuera del refrigerador hasta 4 horas sin deformarse.