Tarta de manzanas con crocante

Porciones: 12

INGREDIENTES
Masa de tarta
3 tazas de harina ( 360 gramos )
Pizca de sal
1/2 taza de azúcar ( 50 gramos )
1 cucharadita de levadura fresca
1/2 taza de leche tibia ( 125cc. )
100 gramos de mantequilla a punto pomada
2 yemas
Ralladura de limón

Relleno
5 manzanas grandes cortadas en rodajas finas
1 cucharada de jugo de limón
2 cucharadas de mantequilla ( 30 gramos )
1/2 taza de azúcar ( 100 gramos )
Canela en polvo a gusto ( optativo )

Crocante
80 gramos de mantequilla
1 taza de harina ( 120 gramos ) ( o pan rallado o copos de maíz deshecho )
1/2 taza de azúcar ( 100 gramos )
50 gramos de almendras molidas ( o nueces )
Azúcar para espolvorear

PREPARACION
Levadura. Mezclar la levadura con la mitad de la leche tibia. Reservar

Masa. Cernir la harina, la sal y el azúcar y ponerla en un bol.
Agregarle la levadura disuelta y mezclar un poco.

Aparte, en un bol poner la manteca pomada y mezclarla con el resto de la leche tibia, el huevo y la ralladura de limón.
Mezclar y volcar sobre la preparación anterior uniendo todos los ingredientes hasta formar una masa.
Espolvorear apenas con harina la mesada y amasarla hasta que quede lisa y elástica.

Ponerla en un bol y cubrir el bol con papel film o adherente. Dejarla en reposo para que descanse y se relaje aumentando su tamaño.
Colocarla en un lugar cálido, esto ayuda a acelerar el proceso. Aproximadamente 15 a 20 minutos es el tiempo que lleva. (De acuerdo a la temperatura ambiente este tiempo puede variar en más o en menos)

Armado de la tarta. Enmantecar y enharinar un molde de 30cm. de diámetro.
Volcar la masa sobre la mesada ligeramente enharinada y estirarla con el palote.
El tamaño deberá ser lo suficientemente grande como para forrar todo el molde y un poco más.
Una vez estirada, se espolvorea apenas la masa y el palote con harina.
Se arrolla y se apoya con cuidado sobre el molde de forma que sobre un poco de masa en los bordes.

Se cubre el fondo con rodajas de manzana y se continúa en forma alternada rociando con jugo de limón, trocitos de manteca, azúcar y canela hasta terminar las manzanas.
Una vez terminada de rellenar se cubre con el sobrante de masa solo el borde de la tarta y el excedente de masa se corta.

Crocante. Se corta en trozos chicos la manteca fría.
Se pisa con ayuda de un tenedor la manteca junto con el azúcar y la harina.
Se agregan las almendras molidas.
La preparación debe quedar arenosa o granulada.
Se esparce sobre la superficie de la tarta y se espolvorea con azúcar granulada.
Se lleva a horno moderado 180º durante 30 minutos o hasta que esté cocida y dorada.

Se puede comer tanto tibia como fría.