Tarta cremosa de naranja. Orange Pie

Masa de tarta
150gramos de mantequilla a punto de pomada
½ taza de azúcar (100gramos)
1 huevo
2 cucharadas de licor de naranja o cointreau (o vino blanco, coñac etc)
3 tazas de harina (360gramos)
1 cucharadita de polvo de hornear (polvo químico, leudante)
Pizca de sal

Relleno de la tarta
3 tazas de jugo de naranja sin colar
Ralladura de la piel de una naranja (sin la parte blanca)
1 cucharada de almidón de maíz (fécula, espesante)
3 cucharadas al ras de gelatina sin sabor (21gramos)
5 yemas
½ taza de azúcar (300gramos)
5 claras
2 tazas de crema de leche (nata) (500cc)
2 cucharadas de azúcar impalpable (lustre, glas)

Decoración con merengue
3 claras
180gramos de azúcar (1 taza menos 1 cucharada)
Vainilla a gusto
2 cucharadas de azúcar impalpable (glas, pulverizada, lustre)

PREPARACION
Masa de tarta. Batir la mantequilla junto con el azúcar hasta que esté bien integrada.
Agregarle el huevo y mezclar.

Aparte, cernir la harina, el polvo de hornear y la sal.
Ir agregándole a la preparación anterior, alternando con el licor.
Una vez que se desprende la masa del bol se vuelca sobre la mesa y se termina de armar rápidamente hasta formar un bollo.
Envolverlo en papel film y llevarlo a la heladera unas horas o hasta que tome consistencia bien firme.

Se retira de la heladera y se estira la masa hasta que tenga 3mm de espesor.
Se forra una tartera desmontable de 28cm de diámetro.
Se pincha la base de la masa con un tenedor.

Se toma papel aluminio y se forra toda la tartera, adhiriéndolo bien a la masa.

Se lleva al congelador y se deja hasta que la masa esté congelada.
Se cocina en un horno precalentado a 200º durante 7 u 8 minutos.
Se retira del horno y se le saca todo el papel que la recubre.
Se baja la temperatura a 170º y se termina de cocinar.

Una vez cocida se saca y se deja enfriar en la tartera y recién después se rellena.

Mousse de naranja. Poner el almidón de maíz en una cacerola e ir agregándole de a poco jugo de naranja mientras se va revolviendo hasta disolverlo.

Poner ½ taza de jugo de naranja en una taza y espolvorearle de a poco la gelatina sin sabor.
Dejar unos minutos que se hidrate.
Llevarla al microondas 20 segundos o hasta que se disuelva totalmente, (sin que llegue a hervir porque la gelatina se quemaría.)

Aparte, poner las yemas en el bol de la batidora junto con ½ taza de azúcar.
Batir hasta que la preparación quede cremosa, espesa y más clara.
Retirar de la batidora e incorporarle el jugo de naranja con el almidón de maíz y el jugo de naranja restante.
Mezclar bien y verter nuevamente todo en la cacerola.

Llevar al fuego revolviendo en forma de ocho. Cuando espesa y rompe hervor se deja un momento más y se retira.

Poner la cacerola en un recipiente con agua fría e ir revolviendo cada tanto para que no se forme película en la superficie. Debe enfriar sin que llegue a coagularse.
Mientras tanto se ponen las claras en una cacerola junto con 200gramos de azúcar (1 taza).
Se lleva al fuego mezclando (no batiendo) con un batidor de mano hasta que el azúcar esté disuelto y al poner un dedo sentimos que la preparación está bastante caliente.

Retirar las claras y volcarlas dentro del bol de la batidora.
Batir hasta que las claras estén firmes a punto merengue.

Batir la crema de leche un poco y luego agregarle el azúcar.
Continuar batiendo hasta que esté espesa pero no del todo, (lo que llamamos medio punto).

Volcamos la crema de leche en las claras batidas y mezclamos un poco.
Finalmente, volcamos también la crema de naranja y mezclamos todo.
Se vierte todo sobre la tartera y se empareja bien la crema con una espátula.
Se lleva a la heladera y se deja 4 horas por lo menos.

Atención en este detalle. Una vez el postre en la heladera, preparar enseguida el merengue para decorar porque hay un momento para decorar el postre.
Dejamos transcurrir un rato y tocamos la superficie del postre con un dedo.
Cuando al retirar el dedo queda algo adherido en él, es el momento de decorarlo para que el merengue quede bien adherido al postre.

Merengue directo. Poner las claras y el azúcar en una cacerola. Mezclar apenas para unir las claras al azúcar. Prender el fuego y colocar la cacerola.
Simultáneamente prendemos la batidora y batimos continuamente hasta que el merengue haya aumentado de tamaño y al pasar la batidora notamos que se forman rayas que no se borran.

Retiramos del fuego, agregamos el azúcar cernida y continuamos batiendo hasta que vemos que el merengue tiende a juntarse en los batidores formando como una pelota.
Se pone el merengue en una manga deshechable con un puntero rizado y se va decorando la superficie de la torta apoyando el pico y apretando para que salga el merengue y a medida que sale se va subiendo el puntero. Formando un montículo que en su conjunto queda agradable. Se ralla la piel de naranja sobre la superficie para darle un toque de color.
En este caso se cortaron tiras finas de la cáscara de la naranja, se enrollaron y se apoyaron en el merengue.
Este postre se puede freezar luego de hacer todo el procedimiento. Es decir dejarlo 4 horas en la heladera. Se puede congelar sin decorar o decorado con el merengue pero teniendo la precaución de ponerlo en un envase de tortas que se venden en los comercios de venta de artículos de repostería. Para preservarlo y para evitar que absorba algún olor de otro alimento que se tenga en el freezer.