Tarta cremosa de cherries

Porciones: 8

INGREDIENTES
Masa base
60grs de copos de maíz
½ taza de azúcar
125grs de mantequilla a punto pomada
150gramos de chocolate cobertura semiamargo

Tarta cremosa de cerezas

Crema
300grs de queso crema blanco
Jugo de 1 limón
2 taza de crema de leche (500cc)
5cucharadas de leche
250gramos de cerezas en almíbar
¾ taza de azúcar (150gramos)

Salsa de cerezas
300gramos de cerezas
½ taza de azúcar (100gramos)
1 taza de agua (250cc)

PREPARACION
Masa base.Poner en el bol del procesador los copos de maíz, el azúcar y la mantequilla.
Procesar hasta unir todos los ingredientes en forma homogénea.
Retirar la pasta formada y colocarla sobre el fondo de una placa de horno de 22cm, previamente enmantecada.

Cubrir el fondo con la pasta, presionando con el revés de una cuchara.
Llevar al refrigerador durante por lo menos una hora o hasta que se note bien firme.

Picar el chocolate y colocarlo en un recipiente de plástico o de loza.
Verter agua en una cacerola y llevarla al fuego hasta que rompa hervor.
Apagar el fuego y colocar el recipiente con el chocolate picado a baño María pero sin que el fondo toque el agua hirviendo.
Dejarlo allí hasta que el chocolate esté derretido.
Retirarlo y mezclarlo bien hasta que esté totalmente derretido.

Retirar la base de la tarta del refrigerador y volcar el chocolate derretido.
Con un pincel cubrir todo el fondo con el chocolate y rápidamente esparcir las cerezas en almíbar cortadas a la mitad.
Llevar al refrigerador nuevamente.

Aparte batir el queso blanco con el azúcar hasta que quede cremoso.

Agregarle la leche y el jugo de limón y mezclar.

Batir la crema de leche hasta que esté espesa.
Incorporar a la preparación anterior con movimientos envolventes.

Mezclar todo bien y verter sobre el fondo de la tarta, volver a llevar al refrigerador durante cuatro horas.
Para retirarla de la tartera se pasa el fondo rápidamente por el fuego y se desprende fácilmente.
Un rato antes de servirla se cubre con la salsa de cerezas.

Salsa de cerezas: Poner en una cacerola el agua y el azúcar.
Llevar al fuego y una vez que rompe hervor, bajar el fuego al mínimo y agregar las cerezas.
Continuar cocinando hasta que el almíbar esté espeso.
Retirar y dejar enfriar bien.

Una vez fría la salsa se espesa y se vuelca sobre la tarta.
Acomodar bien las cerezas.
Este postre se sirve bien frío.

Tips: Para que la salsa quede bien roja se le agrega un poco de colorante vegetal.