El orange pie es un postre no demasiado dulce y el toque ácido de la naranja que contrasta con el sabor muy dulce del resto de los postres, lo hace necesario en una mesa de postres.

receta de orange pie

Porciones: 12

INGREDIENTES
Tarta
1 taza de harina (120gramos)
1 pizca de sal
Pizca de polvo de hornear (levadura química, leudante)
50 gramos de mantequilla a punto pomada
1 o 2 cucharadas de licor de naranja

Relleno
1 taza de azúcar (200gramos)
3 yemas
1 cucharada de mantequilla
2 tazas de jugo de naranja (500cc)
4 cucharadas de almidón de maíz (espesante, fécula)

Merengue
3 claras
1/2 taza de azúcar (100 gramos)

PREPARACION
Poner en un tazón la harina cernida junto con la sal y el polvo de hornear.
En el centro, poner la manteca blanda y con la punta de los dedos ir integrándola a la harina.
Agregar el licor y formar la masa rápidamente.

Formar un bollo, envolverlo con papel film y dejarlo descansar en la heladera hasta que quede bien firme.
Estirarla de 4mm de espesor con ayuda de un palote y forrar la base de una tartera de 22 centímetros de diámetro.

Pincharla con un tenedor y llevarla a la heladera si es posible de un día para otro.
Cubrir la masa con papel de aluminio.

Llevar a cocinar a horno algo fuerte de 190º durante unos 5 o 6 minutos aproximadamente.
Quitarle el papel y terminar de cocinar bajando la temperatura del horno a 170º.
La masa debe quedar cocida pero no tostada.

Preparación de la crema. Poner en una cacerola el azúcar, el almidón de maíz, las yemas y de a poco y revolviendo siempre el jugo de naranja hasta disolver bien el almidón de maíz.

Poner sobre un fuego suave sin dejar de revolver hasta que espese y levante hervor.
Dejar 2 minutos más y retirar.
Agregar la mantequilla batiendo hasta integrarla.
Dejarla enfriar.

Merengue. Colocar las claras en una cacerola y agregarle el azúcar.
Llevar al fuego, mezclando continuamente con un batidor de mano hasta que las claras estén calientes.
La forma de probar la temperatura es introduciendo un dedo y si sentimos que está caliente, retirar las claras del fuego.

Poner las claras en el bol de la batidora y comenzar a batir hasta que estén frías y a punto merengue.
Incorporar la mitad del merengue a la crema y mezclar hasta que esté bien incorporada.
La mitad restante agregarla en forma lenta y envolvente para que no se baje el batido.

Volcar esta crema sobre la tarta ya cocida.
Dejar en la heladera hasta el momento de servir.