Roscas de Pascua con peras glaseadas y crema pastelera

Cantidad: 1 rosca grande o 2 medianas

INGREDIENTES
Levadura
40 gramos de levadura
1 cucharada de azúcar
1/2 taza de agua ( 125cc. )

Masa
500 gramos de harina
1 cucharadita de sal
1/2 taza de azúcar
1 cucharada de leche en polvo
1 cucharada de ralladura de piel de naranja
2 huevos
100 gramos de manteca pomada

Para rellenar
8 peras grandes, enteras y glaseadas

Crema pastelera
2 tazas de leche caliente ( 500cc. )
1/2 taza de harina ( 60 gramos )
3/4 taza de azúcar ( 150 gramos )
2 huevos
Esencia de vainilla

Para decorar
1 yema
Jalea para pintar
Hojas de chocolate
Peras glaseadas
Cerezas en almíbar
Virutas de chocolate blanco

PREPARACION
Levadura.
Poner la levadura en una taza con el azúcar. Agregarle el agua tibia revolviendo hasta que la levadura esté disuelta.
Tapar el recipiente.

Masa.
Poner en un recipiente grande la harina cernida junto con la sal y la leche en polvo.
Formar una corona e incorporar en el centro el azúcar, la manteca, la ralladura de naranja y los huevos.
Mezclar primero todos los ingredientes y agregarle la levadura disuelta.

Ir incorporándolos a la harina ayudándose con la punta de lo dedos.
Una vez incorporados, volcar sobre la mesa y terminar de unirlos hasta formar una masa.
La masa debe ser tierna por lo tanto si es necesario agregarle agua tibia de a poca cantidad por vez hasta lograr la textura.

Trabajarla con las manos amasándola hasta lograr una masa sedosa, elástica y no pegajoza.
Formar un bollo y colocarlo en un recipiente donde tenga espacio para expandirse y duplicar su tamaño.
Cubrirlo con papel film o nailon, plástico, poliuretano. Dejar en un lugar cálido hasta que la masa se relaje tranquila.

Preparación de las peras. En este caso la preparación de las peras fue realizada en forma casera, pero se pueden comprar ya glaseadas. Para prepararlas se empleó 1.200 gramos de peras bien firmes. Se pelaron y dejaron enteras.
Se pesan y se pone en una cacerola igual cantidad de azúcar y de agua que el peso de las peras.
Se lleva la cacerola al fuego sin las peras. Se mezcla un poco y se deja hasta que el azúcar esté totalmente disuelto y la preparación caliente.

Se agregan las peras enteras y se dejan primero a fuego fuerte, una vez que levante el hervor, se baja un poco la llama dejándolas una hora y media.
Se apaga el fuego y se dejan en reposo hasta el día siguiente que se repite lo mismo.
Cuando el almíbar se torne espeso y comience hacer espuma se apaga y se deja nuevamente en reposo hasta que enfríen.
Las peras quedan bien almibaradas, brillantes y son las que fueron empleadas para esta rosca.

El almíbar sobrante se guarda en frascos de vidrio en la heladera y se aprovecha para realizar cualquier preparación dulce en sustitución del azúcar.

Crema pastelera. Se pone en una cacerola chica la harina, el azúcar y el huevo mezclando bien.
Se incorpora de a poco la leche caliente y luego se lleva al fuego revolviendo siempre hasta que espese.
Dejar un minuto más y retirar. Incorporar la vainilla y si se desea una pizca de color amarillo para acentuar un poco el tono de la crema. Llevar a un baño María invertido con papel film en contacto con la crema.

Armado de la rosca. Volcar la masa sobre la mesa, dividirla en dos partes para formar una rosca con cada una de las partes.
Estirar la masa con el palote en forma rectangular, dejándole de 6mm de espesor.
Pincelar la superficie con un poco del almíbar de las peras y untarla con un poco de crema pastelera.

Cortar 4 peras en cuartos y acomodarlas en hileras en el centro de la masa.
Hacer un doblez pequeño en todos los bordes y luego ir doblando uno de los lados de la masa hasta cubrir las peras.
Lo mismo hacer con el otro extremo. Luego con cuidado ir torneando el rollo de un extremo y del otro, pero no mucho.
Formar la rosca y unir los extremos con yema.
La otra rosca igual. Luego pintarlas con yema y decorarlas con crema pastelera.

Colocarlas en una placa enmantecada y dejarlas sobre la cocina durante 10 minutos aproximadamente.
Luego llevarlas a un horno suave hasta que estén levadas y la superficie esté firme.
Pintarlas nuevamente y terminarlas de cocinar en un horno más fuerte hasta que estén cocidas y doradas.

Decoración. Una vez cocidas y frías, se pintan con jalea caliente. Se adornan con cuartos de peras, hojitas de chocolate, cerezas y virutas de chocolate blanco.
Aclaración. Si desean prepararlas con anterioridad y guardarlas en el freezer, se dejan solo con crema, se guardan tibias y se terminan de decorar en el momento de desfreezarlas.