Aro trenzado de Pascua con crema pastelera

Es una rosca rellena de crema pastelera pero de un manera distinta.
Sus cualidades: es económica, rendidora y queda muy bien.

Canidad: 1 grande o 2 chicas

INGREDIENTES
Espumado
30 gramos de levadura fresca o 1 cucharada de levadura seca
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de harina
1/2 taza de leche tibia

Masa
4 tazas de harina ( 500 gramos )
1 cucharadita de sal
1/2 taza de azúcar ( 100 gramos )
2 huevos
3 cucharadas de algún licor o coñac
Ralladura de una naranja
1 cucharada de esencia de vainilla
100 gramos de mantequilla a puno pomada

Crema pastelera
2 huevos
2 tazas de leche ( 500cc. )
3/4 taza de azúcar ( 150 gramos )
3/4 taza de harina ( 90 gramos )
Esencia de vainilla
1 cucharada de mantequilla

Baño
1/2 taza de azúcar impalpable (glas, puverizada)
Agua cantidad necesaria

PREPARACIÓN
Poner la levadura en un recipiente pequeño.
Agregarle el azúcar, la harina y la leche tibia.
Batir todo hasta integrar la levadura y demás ingredientes.
Tapar y dejar que leude en un lugar cálido.

Poner en un bol la mantequilla, el azúcar, los huevos, la ralladura de naranja, el licor y la esencia de vainilla.
Mezclar todo e incorporar la harina cernida junto con la sal.
Integrar revolviendo.

Por último incorporar la levadura e ir tomando tomando la masa hasta formar un bollo tierno. Si fuera necesario agregar más leche tibia.

Apoyar el bollo en una mesada enharinada y comenzar a trabajarlo, amasándolo hasta que la masa quede lisa, elástica y no se pegue en la mesada.

Poner la masa en un bol, tapar con un lienzo y dejar en un lugar cálido hasta que duplique su tamaño. También se puede poner el bol en una bolsa de nailon holgada y bien cerrada esto ayuda al levado. El tiempo de levado varía de acuerdo a la temperatura ambiente del lugar puede demorar entre 30 y 50 minutos aproximadamente.

Crema pastelera. Poner la leche en el fuego hasta que llegue a punto de hervor.
Aparte poner los huevos junto con el azúcar, batirlos un poco y agregarle la harina mezclando bien.
Incorporar lentamente y siempre revolviendo la leche caliente.
Llevar al fuego y dejar cocinar hasta que levante el hervor y esté bien espesa.
Dejar dos minutos más cocinando y luego retirar.
Agregar la manteca y batir bien hasta integrala, añadir la esencia.

Poner en un bol y cubrir la superficie con papel film bien rente a la crema para que no se forme ninguna película.
Llevar a un baño de María invertido con bastante hielo para que la crema enfríe bien y tome más consistencia.

Masa. Una vez pronta la masa volcar sobre la mesada y dividirla en dos partes iguales si queremos hacer una rosca bien grande o bien en cuatro si queremos hacer dos roscas medianas.
Estirar cada parte con el palote dándole forma rectangular y distribuir la crema pastelera sobre la superficie pero sin llegar a los bordes. Si se desea se pueden esparcir algunas pasas de uva.

Luego se va enrollando con cuidado, cerrando los bordes para que no se salga el relleno. Se toman dos rollos y se van cruzando entre sí y luego se unen los extremos formando la rosca.

Colocar sobre una placa enmantecada y dejar descansar nuevamente durante 20 minutos.
Pintar con huevo batido y llevar a un horno suave de 165º durante 10 o 12 minutos.
Aumentar la temperatura a 190º y terminar de cocinar.

Una vez cocida retirar y dejar enfriar.
Pincelar con jalea caliente para abrillantar la superficie.

Baño. Poner el azúcar impalpable en una taza y agregar de a gotas el agua, revolver bien y continuar repitiendo lo mismo hasta formar una crema espesa que se pueda esparcir sobre la rosca.
Este baño se debe poner cuando la rosca está caliente.
Terminar de decorar a gusto con cerezas al marraschino o con chocolate cobertura o bien con crema pastelera.