Roscas de Pascua variadas

Preparamos una masa grande para que quienes se dedican a vender roscas de Pascua tengan la posibilidad de tener las proporciones. Con estos ingredientes salen 8 roscas de 500 gramos. Nosotros las hicimos más grandes de aproximadamente 1 kg cada una. Quienes quieran hacer menos cantidad dividan las cantidades proporcionalmente.

Cantidad: 4 roscas

INGREDIENTES
Levadura
70 gramos de levadura fresca o 2 cucharadas de levadura en polvo
½ taza de agua templada
1 cucharada de azúcar
2 cucharadas de harina coposas

Masa
1 kg de harina 000 o la que consigas
1 cucharadita de sal
1 taza de leche en polvo (100 gramos)
1 taza de azúcar (200 gramos)
200 gramos de mantequilla a punto pomada
1 taza de yogur natural (250 cc)
6 yemas o 3 huevos
1 taza de agua (250 cc)

Relleno
80 gramos de pasas de uva rubias
150 gramos de pasas de duraznos picados
160 gramos de pasas de ciruelas picadas
100 gramos de pasas de uva negras
100 gramos de pasas de arándanos
100 gramos de cerezas verdes o rojas cortadas a la mitad
150 gramos de migas de torta, galletas o merengue
500 gramos de ricota
2 huevos
½ taza de azúcar (100 gramos)
70 gramos de almendras peladas, enteras (1/2 taza)
100 gramos de nueces picadas

Para decorar
Jalea caliente cantidad necesaria
1 taza de azúcar impalpable, (glas pulverizada)
Coñac cantidad necesaria
Cerezas rojas
Bombones chicos de chocolate semiamargo
Hilitos de chocolate

PREPARACIÓN
Levadura. Poner la levadura en una taza grande.
Agregar el azúcar, la harina y el agua.
Mezclar hasta integrar todos los ingredientes.
Tapar la taza y esperar aproximadamente 10 minutos hasta que la levadura haya aumentado y forme espuma.

Masa. Poner la harina cernida en un recipiente grande.
Agregar la sal, la leche en polvo y el azúcar.
Mezclar todo bien.

Agregar la mantequilla y con las manos ir integrándola a los ingredientes secos.

Hacer un hueco en el centro.
Incorporar las yemas, el yogur y la levadura.
Mezclar e ir integrando lo húmedo a lo seco, agregándole de a poco agua hasta formar una masa.

Cuando la masa se desprende del recipiente, volcar sobre la mesa de trabajo, previamente espolvoreada con algo de harina.

Amasar continuamente ayudándose de un poco de harina hasta que la masa se vaya transformando y quede lisa, elástica y no se pegue ni en la mesa ni en las manos.
El tiempo que puede durar este proceso es aproximadamente 10 minutos.

Formar un bollo y ponerlo en un recipiente apenas aceitado para que la masa no se pegue.

El recipiente tiene que ser lo suficientemente grande para que la masa pueda duplicar su tamaño en forma cómoda.
Tapar el recipiente con un paño o papel film y colocar en un lugar cálido para que leve más rápido.

Relleno. Poner en el vaso del procesador la ricota, los huevos, las galletas dulces o migas de torta (pastel, bizcochuelo, queque) y el azúcar.
Procesar hasta formar una crema espesa y homogénea.

Retirar del vaso del procesador la mezcla formada y poner en un recipiente grande.

Agregar las pasas rubias, las pasas de duraznos, las pasas de ciruelas, las pasas negras, las pasas de arándanos, las cerezas verdes, las almendras enteras y las nueces picadas.
Mezclar todo hasta unir todos los ingredientes.
Reservar.

Armado de las roscas. Una vez levada la masa, volcar sobre la mesa y amasarla solo lo necesario para que la masa desprenda todo el aire acumulado y retome su tamaño inicial.
Dividir la masa en tantas partes como roscas queramos hacer.

El tamaño de la masa está ligado al tamaño que queremos hacer las roscas.
Se pueden hacer de distintas formas.
Tomar una porción de masa y dividirla en tres partes.
Estirar una porción de masa con el palote hasta que quede de espesor fino.
Darle forma de rectángulo de aproximadamente 10 cm de ancho por el largo que de la masa.

Repetir lo mismo con las dos porciones de masa restante.
Distribuir un poco de relleno sobre una de las tira de masa.
El relleno no puede ser mucho.

Apoyar otra porción de masa estirada de forma que cubra bien el relleno de la anterior.
Cubrir con relleno toda la masa.
Volver a poner la tercera masa estirada y apretar todos los bordes para preservar el relleno.
Tomar cada extremo con una mano.
Tornear la masa con la mano derecha hacia el derecho y la mano izquierda hacia la izquierda.

De esa forma el torneado queda desencontrado y bien marcado.
Unir los extremos formando la rosca y apoyar sobre una placa de horno.
Dejar en un lugar cálido para que la masa descanse, se relaje y leve.
Una vez levada con cuidado se pincela con huevo batido.
Se cocina a horno fuerte, precalentado a 200º C durante 10 minutos.
Bajar el horno a 180º C y terminar de cocinar hasta que la masa esté cocida y dorada.

A las otras roscas darle formas diferentes como por ejemplo trenzadas de dos o de tres.
O simplemente estirar la masa rellenar, arrollar y formar la rosca.

Decoración de la rosca. Poner jalea o cualquier mermelada a calentar.
Pincelar toda la rosca para darle brillo.
Poner el azúcar impalpable en una taza y agregar de a poco coñac mientras se va revolviendo.
Formar una crema con la densidad suficiente como para bañar superficies pequeñas de la rosca.
Es importante que la rosca no quede toda cubierta con el baño.
Derretir chocolate cobertura negro y pegar cerezas rojas, bombones pequeños e hilitos de chocolate.

El relleno de esta rosca es realmente rico y original.
Una vez terminadas las roscas se pueden envolver en papel film y congelar durante 3 meses.