Huevos de Pascua de gelatina

Para quienes no les gusta el chocolate, o no pueden comer chocolate, puede festejar Pascua con un huevo de gelatina fresco, delicioso y colorido. Además tiene la ventaja que quien no puede comer azúcar se la puede sustituir por Stevia.

Cantidad: 6

INGREDIENTES
Gelatina de crema de leche (nata) o de leche
1 taza de crema de leche (nata) o también puede ser leche (125cc)
¼ taza de azúcar (50 gramos)
Vainilla a gusto
1 cucharada de gelatina sin sabor

Gelatina de colores
2 tazas de agua (500cc)
5 cucharadas de gelatina sin sabor (35 gramos)
4 cucharadas de azúcar
Para armarlos se necesitan cáscaras de huevos vacíos

PREPARACIÓN
Primero se toma un huevo y con cuidado se perfora un poco el extremo más ancho.
Se vacía totalmente y se enjuagan enseguida.
Luego se introducen en agua con unas gotas de cloro para desinfectarlos.
Dejarlos un rato y luego enjuagarlos bien y dejar que se escurran.
Una vez bien escurridos aceitar todo el interior del huevo.
Reservar.

Gelatina de crema de leche o leche. Calentar ½ taza de crema de leche o leche.
Verter en un recipiente y agregar la cucharada de gelatina sin sabor.
Mezclar bien con un tenedor o con un batidor pequeño.
Agregar ½ taza de crema de leche o leche bien fría.
Mezclar nuevamente.
Reservar.

Gelatina de colores. Calentar 1 taza de agua junto con el azúcar.
Retirar del fuego y agregar la gelatina sin sabor.
Batir hasta disolver la gelatina.
Finalmente agregar 1 taza de agua helada y mezclar.

Dividir la gelatina en partes iguales y en potes distintos.
En este caso dividimos la gelatina en 5 potes.
A cada una le agregamos un color distinto.
Azul, verde, turquesa, amarillo y rojo.

Tomar los huevos prontos y apoyarlos bien para poder trabajar cómodamente.
Distribuir en cada huevo 2 cucharadita de gelatina de crema de leche o leche.
Poner en el refrigerador 5 o 10 minutos o hasta que empiece a coagular.
Recuerden que la gelatina no debe estar coagulada del todo al introducir otra gelatina.
Retirar del refrigerador e ir agregando 1 o 2 cucharaditas de gelatina de otro color.
Recuerden que entre un color y otro siempre debe ir la gelatina de leche.

Repetir estos pasos hasta llenar los huevos.
Dejarlos en la heladera hasta el día siguiente.
Se toma el huevo en la mano y se va retirando la cáscara con cuidado quedando solo el huevo de gelatina.
Quedan bonitos con distintos colores y son muy ricos de sabor.