Saltar al contenido

Havanets o pinitos de chocolate

Havanets o pinitos de chocolate
Califica la receta

INGREDIENTES
Masa de galletitas
2 tazas de harina 0000 o la que puedas conseguir (240 gramos)
1/2 taza de azúcar ( 100 gramos )
2 cucharaditas de polvo de hornear (levadura química, leudante)
Pizca de sal
100 gramos de mantequilla fría
1 yema
1 huevo
1 cucharada de limoncello o coñac o ron
Ralladura de medio limón

Para rellenar
Dulce de leche (preferentemente el repostero o pastelero) (cajeta, manjar arequipe) cantidad necesaria


Para bañar
300 gramos de chocolate cobertura semiamargo de buena calidad

PREPARACIÓN
Poner en el vaso del procesador la harina, el azúcar, el polvo de hornear, la sal, la manteca cortada en trozos, la yema, el huevo y el licor.
Procesar hasta que todos los ingredientes se unan formando una masa.
De ser necesario se le agrega una cucharada más de licor para terminar de unir.

Llevar el vaso a la heladera y dejarlo hasta que la masa esté bien firme y fría.
Como mínimo una hora.

Retirar de la heladera y volcar la masa sobre la mesa y terminar rápidamente de unirla.

Tomar la mitad de la masa y el resto colocarlo en la heladera para que no pierda temperatura.
Estirar con el palote aproximadamente de medio centímetro de espesor.
Con un cortante de 4cms. de diámetro cortar círculos y colocarlos en una placa sin enmantecar.

Llevar a horno moderado durante 12 minutos o hasta que estén cocidos pero no dorados.
Retirarlos de la placa, dejarlos enfriar y recién al día siguiente armarlos.

Poner dulce de leche en una manga con acople y sin puntero (boquilla solamente) o con un puntero liso de 1 centímetro de diámetro.
El dulce de leche debe ser espeso y firme por eso el indicado es el repostero o confitero.

Apoyar el puntero sobre cada galletita, apretar la manga para que salga el dulce a la vez que se va distribuyendo en círculos se va subiendo hasta formar una cono de aprox. 2 y 1/2 cm. de alto.
Una vez distribuido el dulce de leche en las galletitas, picar el chocolate cobertura.
.
Poner en una cacerola agua y llevar al fuego hasta que rompe hervor.

Colocar el chocolate en un recipiente que encaje perfecto en la cacerola y cuyo fondo no toque el agua.
Poner el recipiente dentro de la cacerola con el fuego apagado e ir mezclando hasta que el chocolate esté derretido.

Bañar cada conos con una cuchara y apoyarlos sobre una rejilla con papel blanco debajo (papel sulfito, de panadería).
Otra forma de bañarlos es acomodarlos todos juntos sobre una rejilla, con papel blanco debajo e ir volcando el chocolate sobre ellos.
El chocolate que queda en el papel una vez que éste endurezca se vuelve a utilizar o a guardar.