Pinitos de merengue y chocolate

Es una golosina que a todos los chicos les gusta. Quedan decorativos y tentadores en una mesa de cumpleaños.

Cantidad: 31

INGREDIENTES
31 galletitas dulces finitas de aproximadamente 4cm (tipo galletitas María)
3 claras grandes
1 taza de azúcar (200 gramos)
2 cucharadas de azúcar impalpable (glas, pulverizada)
300 gramos de chocolate cobertura de buena calidad

PREPARACION
Merengue. Poner las claras y el azúcar en una cacerola. Mezclarlas y luego llevarlas al fuego batiendo con batidora eléctrica continuamente sin parar.

Las claras comienzan a espesar y a aumentar su volumen.
Continuar con el batido hasta que se vayan formando líneas sobre el merengue que no se borran.

Retirar de fuego y continuar con el batido agregándole el azúcar impalpable.
La preparación va tomando cada vez más consistencia hasta que el merengue se envuelve en las espátulas formando una bola.
Ese es el punto justo.

Poner parte del merengue en una manga con acople solamente.
Apoyar el acople sobre el centro de la galletita y comenzar a apretar la manga para que el merengue salga y vaya cubriendo la galletita. Al mismo tiempo vamos subiendo de a poco para que el merengue continúe saliendo en forma de montaña o pino.

Realizar lo mismo con todas las galletitas y dejarlas orear una hora.

Baño de chocolate. Cortar el chocolate en trozos medianos y ponerlo en un bol a baño María ( fuera del fuego y con el agua caliente pero no hirviendo )
Esto es importante para que el chocolate no se queme.

Se retira del baño María y se va revolviendo suavemente para ayudarlo a que se derrita. Se repite esta operación tantas veces como sea necesario.

Otra opción. Fundirlo en el microondas 30 segundos y al 60% de potencia. Retirarlo, mezclarlo y volverlo a poner de a 10 segundos por vez, revolviendo suavemente cada vez hasta que se funda.

Tomar cada pinito e ir bañándolo con una cuchara hasta que esté todo cubierto. Poner papel blanco (sulfito etc.) sobre la mesada y arriba una rejilla. Ir apoyando los pinitos sobre la rejilla y dejarlos secar. El chocolate sobrante caerá sobre le papel.

Una vez todos bañados y secos se acomodan en una fuente de colores y prontos para llevar a la mesa de dulces de la fiesta de los chicos.