Gugelhopf o Kougelhopf

Gugelhopf o Kougelhopf o Kugelhopf. Tiene varios nombres de acuerdo a la región donde se elabora por lo tanto se lo puede ver escrito de muchas formas. Al igual que su receta que la podemos encontrar de formas diferentes. Lo que se sabe es que es una especialidad que proviene de Austria, Suiza, Alsacia, Bohemia y el sur de Alemania. Se realiza en un molde especial como de budín cuyo fondo tiene un dibujo que sobresale y que lo caracteriza. Se empleaba originalmente moldes de porcelana o cobre que en la actualidad se reemplazó por moldes comunes de aluminio o silicona. Tiene la particularidad que se esparce todo el fondo con almendras. Una vez cocido se da vuelta y quedan las almendras pegadas en la superficie.

Cantidad: 2 panes

INGREDIENTES
Espumado
50gramos de levadura
1/2 taza de agua tibia

Masa
1kg de harina (1000gramos)
1 cucharadita de sal
500cc. de leche tibia (2 tazas)
.

4 huevos
3/4 taza de azúcar (150gramos)
Ralladura de piel de limón a gusto
160gramos de manequilla (pomada)
200gramos de pasas uva remojadas en coñac, ron o algún licor

100gramos de almendras peladas
100gramos de azúcar impalpable

PREPARACION
Poner la levadura en una taza y agregarle el agua tibia.
Mezclar hasta que esté disuelta y se forme como una crema.
Tapar la taza y dejar que leve durante 10 minutos.

Masa. Poner la harina en un recipiente grande.
Agregarle la sal, el azúcar y la ralladura de limón a gusto. Mezclar.
Semibatir los huevos e incorporarle la leche tibia.

Añadirle la levadura ya levada y mezclar bien todo.
Incorporar esta preparación a los ingredientes secos mientras se mezcla con una cuchara de madera.
Por último agregarle la manteca pomada revolviendo hasta incorporarla.

Volcar sobre la mesada y trabajar la masa ayudándonos con un poco de harina hasta que quede elástica, lisa y no se pegue en la mesada.
La masa debe quedar tierna.
Ponerla en un recipiente espolvoreado con harina que sea lo suficientemente grande como para que la masa se pueda expandir sin dificultad y duplicar su tamaño.

Tapar el recipiente con papel film y cubrirlo con un paño para que fermente más rápido.
Dejarla en un lugar cálido y lejos de corrientes de aire.
Puede durar 30 minutos o más de acuerdo a la temperatura ambiente del lugar.

Una vez levada, se desgasifica introduciendo en la masa un puño y presionando para que el aire salga.
La masa vuelve a tomar su tamaño inicial.
Se hace un segundo levado de la misma forma.

Luego se estira un poco la masa y se agregan las pasas escurridas.
Amasar para que las pasas se distribuya en toda la masa.
Enmantecar 2 moldes de 22cm de diámetro.
Pincelar con clara de huevo y distribuir las almendras peladas.
La clara ayuda a pegar las almendras.

Poner en cada molde la mitad de la masa. Cubrir con un paño y dejar que leve hasta que llegue casi al borde del molde.
Llevar a un horno precalentado 180º y cocinar durante 35 minutos aproximadamente o hasta que se note cocido.
Retirar, esperar un par de minutos y desmoldar.
Cubrir con azúcar impalpable y una vez frío volver a espolvorear.

Para congelar. Se guarda en bolsas de freezer una vez sacado del horno.
Se cierra la bolsa y una vez tibia se freeza durante 3 meses.