Saltar al contenido

Los «Biscotti» son de origen italiano y su nombre quiere decir «dos veces cocidos«. Los más conocidos son aquellos que llevan almendras y es como una tostada dulce. Que los italianos los italianos acostumbran a mojarlos en el café con leche o para acompañar una copa de oporto. Quedan muy crocantes y al mojarlos resultan muy gustosos y tentadores.

biscotti

Cantidad: 20

INGREDIENTES
2 tazas de harina (240gramos)
½ taza de azúcar (100gramos)
1 cucharadita de polvo de hornear (polvo químico, leudante)
Pizca de sal
2 huevos
100gramos de manteca pomada (mantequilla)
½ taza de almendras picadas y tostadas (50gramos)

PREPARACION
Cernir la harina, el polvo de hornear y la sal.
Incorporar las almendras.
Agregar la manteca y los huevos e ir mezclando hasta formar una masa.

Volcar sobre la mesa enharinada y dividir la masa en dos partes.
Formar un cilindro o rollo con cada una de ellas y acomodarlo en un molde enmantecado y enharinado.

Llevar a horno algo fuerte al principio para que mantenga su forma 190º durante 15 minutos aproximadamente y terminar de cocinarlo bajando la temperatura a 180º.
Retirar y entibiar
Una vez tibio se cortan en rodajas en forma sesgada y se acomodan en una placa. Para cortarlos es mejor que la masa esté tibia.

Se llevan a un horno suave de 150º hasta que estén bien tostados y secos
Se pueden conservar en envases herméticos durante muchos días.
Son ideales para mojar en un café o te o en un licor o porqué no en un vino dulce. Costumbre muy arraigada en los italianos.