Saltar al contenido

Galletitas finas con hilos de chocolate



Cantidad: 36

INGREDIENTES
200gramos de mantequilla pomada
200gramos de azúcar impalpable (glas, lustre)
2cucharaditas de polvo de hornear (polvo químico, leudante)
Pizca de sal
3 tazas de harina (360gramos)
¼ taza de licor de naranja (o a gusto pero que no sea demasiado fuerte)

100gramos de chocolate cobertura semiamargo

PREPARACION
Batir la mantequilla junto con el azúcar hasta lograr que la preparación quede cremosa y más pálida.

Aparte, cernir la harina, el polvo de hornear y la sal.
Agregarle a la mantequilla el licor mezclando bien.
Y finalmente la harina cernida. Se va revolviendo hasta que la preparación se unifique.

Si la masa quedase demasiado rígida y necesita agregarle algo más líquido se puede añadir leche, o jugo de naranja, o jugo de limón o crema de leche.
Siempre de a poca cantidad hasta lograr la textura deseada.

Una vez pronta se forma un bollo sin amasarla.
Se envuelve en una bolsa de nailon o papel film y se lleva a la heladera hasta que la masa quede bien firme. Aproximadamente 1 hora (si la dejan más no hay problema, hasta de un día para otro)

Se retira de la heladera y se divide en porciones la masa para que nos sea más fácil estirarla.
Se toma una porción de masa y el resto se retorna a la heladera.
Se estira con ayuda de apenas un poco de harina hasta que quede la masa de ½ cm de espesor.

Con un cortante circular o cualquier forma que quieran se va cortando la masa y acomodándola sobre una placa limpia.

Se lleva a cocinar a un horno precalentado a 170º durante 15 minutos.
Ir vigilando la cocción ya que las galletitas de los bordes se van a cocinar antes que las del centro. Por lo tanto si esto sucede se retira la placa del horno y se van girando para que queden parejas.

A medida que se van cocinando se apoyan sobre una rejilla hasta que se enfríen bien.

Una vez todas cocidas, se corta el chocolate en trozos y se lleva a baño María con agua caliente pero no hirviendo y sin dejar que el recipiente que tiene el chocolate toque el agua.
El fuego debe estar apagado.

Se deja el chocolate allí, hasta que esté casi todo derretido, se apoya el bol sobre la mesa y se va revolviendo tranquilamente hasta que esté totalmente derretido y se transforme en una crema homogénea.

Luego con un cartucho o con una cuchara se va formando hilitos sobre la superficie de las galletitas dejándolas más tentadoras.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones