Galletitas de naranja decoradas con motivos infantiles

INGREDIENTES
100 gramos de mantequilla a punto pomada
1 taza de azúcar (200 gramos)
1 huevo
2 cucharadas de jugo de naranja
1 y ½ tazas de harina 0000 o la que puedas conseguir (180 gramos)
1 taza de almidón de maíz (120 gramos) (fécula, espesante)
Pizca de sal
Pizca de polvo de hornear (levadura química, leudante)

Para decorar
Glasé real cuya receta se encuentra haciendo click aquí:  Glasé Real
Una vez realizado el glasé real se hace el glasé fluido que permite cubrir las galletitas fácilmente y trabajar con varios colores.

PREPARACIÓN

Glasé real. Una vez que logramos el punto del glasé real, apartamos 2 cucharadas de glasé por cada color que vamos a emplear.
Colocamos cada porción de glasé en un recipiente chico y cada porción se tiñe del color elegido.

Le agregamos agua de a gotas hasta lograr una textura más ligera.
Se conoce el punto cuando retiramos 1 cucharita de glasé y lo volcamos sobre el mismo glasé.
Contamos 10 y si ambos glasé se unen en ese plazo de tiempo sin dejar marca nos está indicando que es el punto justo que necesitamos.

Este punto del glasé se conoce con el nombre de glasé fluido.

Lo cubrimos bien con una hoja de nailon y reservamos.

Masa de galletitas. Ponemos en el vaso del procesador el azúcar.
Procesamos unos segundos para que el azúcar quede más refinado.

Agregar la mantequilla, el huevo, el jugo de naranja, la harina cernida con el almidón de maíz, la sal y el polvo de hornear.

Procesar hasta que los ingredientes estén todos unidos y se haya formado groseramente una masa.
Volcar sobre la mesa de trabajo y terminar de armar la masa.
Formar un bollo, envolverlo en papel film y dejar que descanse unas horas en la heladera.

Tomar una porción de masa y estirar con el palo de amasar hasta que tenga 4 o 5mm de espesor.
Con los cortantes elegidos se cortan las galletas.
Se acomodan en una placa de horno.

Se cocinan en horno precalentado, moderado de 180º durante 12 minutos o hasta que estén cocidas pero no doradas.
Se retiran y se dejan enfriar sobre rejilla.

Siempre que sea posible conviene esperar al día siguiente para decorar las galletitas.

En este caso elegimos un cortante de caballo.

Ponemos glasé fluido, blanco, en una manga desechable.
Se agrega un puntero o pico liso Nº 1 o Nº 2 o Nº 3.
Hacemos una línea todo alrededor de la galletita y luego vamos haciendo líneas una al lado de la otra hasta cubrir toda la galleta.
Con un palillo fino, repasar todo el relleno para asegurarse que quede parejo y bien cubierto.

Dejar un rato para que seque un poco y luego continuar con los adornos que queremos agregar de los colores que más nos guste y más convinen.