Saltar al contenido

Galletitas decoradas con formas navideñas



Califica la receta

Cantidad: 36 galletitas

INGREDIENTES
200gramos de mantequilla a punto de pomada
1 taza de azúcar (200gramos)
2 huevos
1 cucharada de agua de azahar
1 cucharada de jugo de limón
1 cucharada de jengibre rallado
1 cucharadita de cardamomo en polvo
4 tazas de harina
1 cucharadita de polvo de hornear (levadura química, leudante)
Pizca de sal

Para decorarlas
Azúcar impalpable (glas, pulverizada) cantidad necesaria
Agua
Jugo de limón o esencia a gusto
Confites, Rockles de colores

PREPARACION
Batir la mantequilla con el azúcar hasta formar una crema homogénea.
Agregar los huevos de a uno, mezclando bien después de cada uno.

Incorporar el agua de azahar, el jugo de limón, el jengibre y el cardamomo. Son aromas tradicionales de Navidad.

Cernir la harina, el polvo de hornear y la sal.

Ir agregándosela de a poco hasta formar una masa blanda.
Formar un bollo, envolverlo en papel film y dejarlo descansar en el refrigerador durante un par de horas.

Dividir la masa en porciones. Tomar una porción y estirarla con el palo de amasar hasta que tenga ½ cm de espesor.
Con cortantes navideños ir cortando galletitas.

Colocarlas en una placa de horno y cocinarlas en un horno moderado 180º durante 15 o 20 minutos o hasta que estén cocidas pero no doradas.

Una vez cocidas dejarlas enfriar bien antes de decorarlas.

Para la decoración se empleó simplemente azúcar impalpable (glas, pulverizada) agua, colores navideños y confites de colores. De esta forma a los niños les resulta más fácil decorarlas y se divierten.

Colocar una taza de azúcar impalpable cernida en un recipiente.
Ir agregándole muy despacio agua caliente.
Agregar unas gotas de agua y mezclar. Continuar así hasta formar una crema espesa pero que permita bañar fácilmente las galletitas.
Se le puede agregar 1 cucharadita de jugo de limón o unas gotas de esencia con el sabor que más te guste.

Se vuelca un poco de este baño en otro recipiente y se le agrega un poco del color elegido.
Se mezcla bien hasta que el color quede uniforme.
Se repite lo mismo para hacer otros colores.

Para bañar la galletita conviene elegir el color de fondo. Apoyarla sobre el baño hasta sumergir una de las caras y que se cubra con el baño.
Se deja escurrir un poco, se apoya sobre una hoja de nailon y se deja unos minutos para que seque un poco.
Recién se agrega otro color, llenando una cucharita de postre con baño y volcando nuevamente el baño hasta que se forme un hilo fino.
Ahí aprovechamos y lo vamos distribuyendo en la galletita.
Lo mismo se puede hacer con otro color.

El conjunto de colores es lo que queda bonito y llamativo.
Los confites se pegan con el mismo baño.
Las dejamos secar y recién las colocamos en bolsas de celofán a la que le ponemos un moño rojo, verde o blanco.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones