Delicias de oriente

Con sabor navideño son estas delicadas delicias de oriente. Oriente se destaca por la delicadeza de sus elaboraciones dulces, siendo generoso con los ingredientes que emplea y de primera calidad. Sus combinaciones a veces extrañas para nuestras costumbres la transforman en dulces y finas delicias para nuestro paladar.

Cantidad:30

INGREDIENTES
150gramos de mantequilla a punto pomada
6 cucharadas de azúcar impalpable,(glas, pulverizada)
1 cucharada de agua de azahar
3 tazas de harina 0000 o la que puedan conseguir
Pizca de sal

Relleno
100gramos de dátiles picados
2 cucharadas de azúcar
1 cucharada de agua de azahar
1 cucharada de mantequilla
Pizca de clavo de olor en polvo
Pizca de canela en polvo

PREPARACION
Cernir el azúcar impalpable y volcarla sobre la mantequilla.
Trabajar ambos ingredientes hasta que se forme una preparación cremosa.

Agregarle el agua de azahar.

Tamizar la harina y la sal y agregársela a la mantequilla hasta formar una masa blanda.
Envolverla en papel film y llevarla al refrigerador de un día para otro.

Relleno. Picar bien chico los dátiles.
Agregarle el azúcar, el agua de azahar, la mantequilla, el clavo de olor y la canela.
Formar una masa con estos ingredientes y dejarlos en el congelador para poder trabajarlo mejor.
Retirar la masa del refrigerador y tomar porciones de aproximadamente 15 gramos (el tamaño de una nuez).
Formar una bolita con la masa y luego darle forma de cilindro.

Con delicadeza abrir la masa y colocarle una pequeña porción de relleno.
Volver a cerrar la masa manteniendo la forma de cilindro.
Repetir lo mismo con toda la masa.

Colocarlos en una placa de horno y cocinarlos a 180º durante 15 o 20 minutos (el tiempo varía de acuerdo a cada horno).
Las masitas deben quedar cocidas pero blancas.

Al retirarlas del horno espolvorearlas con azúcar impalpable.
Se pueden hacer con anterioridad y congelarlas durante 3 meses.