Crema pastelera frita

Postre típico de la cocina española pero también conocido en algunas regiones de Italia. La crema una vez frita en aceite queda con una fina capa crocante en su parte externa y su interior cremoso. Es un postre simple y delicioso y forma parte de la cocina dulce tradicional. Es uno de los postres llamado postres de sartén. Este nombre se debe a que muchos años atrás cuando no existían los hornos ni las cocinas económicas era común preparar los postres a fuego directo tales como la crema frita y las torrijas.
Estos postres se caracterizan por llevar canela en su preparación y presentación.

Porciones: 8 aprox.

INGREDIENTES
Crema pastelera
1 litro de leche
1 trozo de cáscara de limón
1 trozo de canela
3 yemas
2 huevos
1 taza de azúcar
½ taza de harina (60gramos)
½ taza de almidón de maíz (60gramos) (fécula, espesante)

PREPARACION
Llevar la leche al fuego junto con la canela y la cáscara de limón.
Cuando rompe el hervor se retira.

Por otro lado se baten los huevos y yemas con el azúcar solo hasta mezclarlos un poco. Se agrega el almidón de maíz y la harina. Se mezcla y se vierte la leche sobre la mezcla de huevos.
Se bate bien y luego llevamos al fuego siempre mezclando hasta que la preparación levante hervor y se espese bien. Se deja dos minutos más y se retira.

Se pone la crema en una placa y se distribuye pareja con una espátula para que quede de aproximadamente un centímetro y medio de espesor.
Se deja enfriar hasta que tome temperatura ambiente y luego se lleva a la heladera hasta que esté bien fría y firme como para poder cortarla en porciones.

Una vez que la crema está cortada de un tamaño medio (ejemplo 8×5) se pasa primero por harina para que el huevo se adhiera y luego por huevo.
Se fríe en aceite caliente y una vez dorada de ambos lados, se retira y se apoya en un papel bien absorbente.
Se sirve espolvoreada con un poco de canela y azúcar impalpable (glas, pulverizada).