Saltar al contenido

Tarteletas con crema pastelera y kiwi

Tarteletas con crema pastelera y kiwi
Califica la receta

Masa
2 tazas de harina 0000 o la que tengas disponible (240gramos)
Pizca de sal
1 cucharadita de polvo de hornear (levadura química, leudante)
1/2 taza de azúcar
120gramos de mantequilla a punto pomada
1 huevo
3 cucharadas de coñac
1 cucharada de ralladura de piel de limón

Crema pastelera
2 tazas de leche (500cc)
½ taza de harina (60gramos)
½ taza de azúcar (100gramos)
1 cucharadita de esencia de vainilla
5 yemas
300gramos de kiwi
Jalea abrillantadora (destello neutro de ledevit)

PREPARACIÓN
Tarteletas. Poner en el vaso del procesador la harina, la sal, el polvo de hornear, el azúcar, la mantequilla cortada en cubos, el huevo, el coñac y la ralladura de limón.

Procesar solo hasta unir los ingredientes y formar la masa.
Volcarla sobre la mesa y terminar de armar la masa sin llegar a amasarla.
Formar un bollo, envolverlo en papel film y llevarlo unas horas a la heladera.

Luego dividir la masa en porciones.
Tomar una de ellas y estirarla hasta que quede bien fina.
Forrar los moldes de tarteletas y pinchar la masa.
Se puede forrar cada molde con papel aluminio para que no se baje la masa y quede bien fina.

De lo contrario afirmarla bien al molde y dejar unas horas en el freezer para luego cocinarlas en horno precalentado 180º durante 15 minutos o hasta que se noten cocidas y ligeramente doradas.

Dejarlas enfriar bien antes de rellenarlas.

Crema pastelera. Verter la leche en una cacerola junto con la mitad del azúcar.
Llevar al fuego y dejar hasta que rompa hervor.
Retirar y agregarle la vainilla.

Poner en otro recipiente el resto del azúcar y la harina.
Agregarle las yemas y mezclar todo bien.
Echar la leche sobre las yemas mezclando bien.

Calentar el resto de la leche hasta punto de hervor.
Volcar sobre las yemas batiendo con batidor de mano para evitar que se formen grumos.

Llevar al fuego sin dejar de mezclar hasta que espese y rompa hervor.
Dejar 1 minuto más y retirar.
Enfriar hasta que tome temperatura ambiente y llevar al refrigerador para que termine de espesarse.

Colocar la crema en una manga y llenar las tarteletas.

Pelar los kiwi y cortarlos en rodajas.
Pincelar cada rodaja con el jalea abrillantadora para que luzca más la fruta y la proteja.

Decorar cada tarteleta con una rodaja de kiwi.
Repetir lo mismo con cada tarteleta.