Saltar al contenido

Crema de mandarinas con leche condensada


Califica la receta

Porciones: 6


INGREDIENTES
1 lata de leche condensada
½ taza de agua
1 taza de jugo de mandarinas
3 yemas
3 cucharaditas de almidón de maíz (fécula, chuño)
½ taza de crema de leche (nata) (125cc.)
2 cucharadas de licor de naranja
3 claras
1 cucharada de azúcar



PREPARACION
Disolver el almidón de maíz en la media taza de agua.
Poner en una cacerola, la leche condensada, el agua, el jugo de naranjas y las yemas.
Unir y llevar a fuego suave mezclando siempre con un batidor de mano hasta que espese.
Retirar y llevar a un baño María invertido mezclando cada tanto hasta que tome temperatura ambiente.
Agregar el licor de naranja.

Baño María invertido consiste en colocar la crema en un recipiente que contenga agua fría y bastante hielo para que la crema enfríe rápidamente.

Aparte, batir la crema de leche a medio punto.
Reservar un poco para decorar la crema y el resto incorporarla.


Batir las claras con el azúcar hasta que estén firmes. La mitad de las claras se incorporan a la crema mezclando y el resto se agrega en forma envolvente para que la preparación quede más soufflé.

Repartir la crema en compoteras. A la crema batida reservada se le agrega una cucharadita de azúcar impalpable (glas, pulverizada) y se mezcla hasta que espese un poco.
Distribuir un copete en cada porción. Dejar enfriar bien en la heladera y servir.


Información de interés. Esta misma crema se puede preparar también con jugo de bergamota o de naranja.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones