Saltar al contenido

Bomba fresca de mousse de frutillas (fresas)


Califica la receta

Porciones: 16

INGREDIENTES
1 bizcochuelo de 26cm de diámetro
1kg de frutillas (fresas, mandrocillos)
½ taza de azúcar (100 gramos)
2 cucharadas de gelatina en polvo sin sabor (14 gramos)
2 cucharadas de almidón de maíz (fécula, chuño)
4 yemas
½ taza de azúcar (100 gramos)
1 y ½ tazas de crema de leche (nata)
2 cucharadas de azúcar impalpable (glas, pulverizada, lustre)
100 gramos de chocolate semiamargo picado
Merengues cantidad necesaria

Ganache
50 gramos de chocolate cobertura
50cc de crema de leche (nata)

Baño de merengue
3 claras
1 taza de azúcar (200gramos)
2 cucharadas de azúcar impalpable (glas, pulverizada)
Color rosado

PREPARACION
Lavar las frutillas, cortarlas y dejarlas macerando con el azúcar durante media hora.
Hidratar la gelatina en ¾ taza de agua durante 10 minutos.
Disolver el almidón de maíz en un poco de leche fría y reservar.

Cortar una capa fina de la parte superior del bizcochuelo y reservarla.
Ahuecar el bizcochuelo dejando el espesor necesario en los bordes como para que tenga firmeza.

Aparte licuar la mitad de las frutillas y el resto dejarlas picadas.
Batir las yemas con el azúcar hasta que estén bien cremosas.
Poner las yemas batidas en una cacerola y agregarle el almidón de maíz, las frutillas licuadas y las que están picadas y la gelatina hidratada.
Llevar a fuego suave revolviendo siempre hasta que la preparación se torne más espesa.
Retirar y poner en un baño María invertido revolviendo cada tanto hasta que esté frío pero sin coagular.

Batir la crema junto con el azúcar impalpable hasta que esté espesa e incorporarla a la crema de frutillas mezclando suavemente hasta que esté integrada.

Armado del postre. Humedecer el fondo del bizcochuelo con un almíbar liviano o licor de frutilla. Cubrirlo con parte de la crema. Esparcirle trozos de merengue y chocolate picado y presionarlo un poco con el revés de una cuchara.
Volver a repetir en forma intercalada hasta terminar de rellenar el bizcochuelo.
Cubrirlo con la tapa que se había reservado.
Llevar a la heladera y dejarlo 4 horas para que se afirme bien.

Decoración. Se prepara la ganache calentando la crema a punto de hervor y volcándola sobre el chocolate picado. Revolver hasta que el chocolate esté disuelto y dejar hasta que enfríe un poco y se torne más espeso.
Cubrir los bordes con la ganache y reservar un poco.

Merengue. Poner las claras en una cacerola, agregarle el azúcar y una pizca de color rojo y mezclar.
Llevar al fuego y comenzar simultáneamente a batir con batidora eléctrica.
Continuar hasta que el merengue comience a espesarse y la batidora al girar forme dibujos o rayas que no se borran.
Retirar del fuego e incorporarle el azúcar impalpable mientras se continúa batiendo hasta que el merengue esté bien espeso y se vaya juntando en las paletas hasta formar una bola.
Decorar el postre a gusto y salpicar con algo de la ganache.

Información que interesa. Este postre puede permanecer fuera de la heladera hasta 4 horas aunque lo ideal es saborearlo fresco, recién sacado de la heladera.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones