Torta 80 golpes acaramelada

INGREDIENTES
Levadura
1 cucharada de levadura en polvo o 30 gramos de levadura fresca
¼ taza de agua tibia
1 cucharada de azúcar
1 cucharada de harina

Masa
½ kg de harina 000 o la que puedas conseguir
Pizca de sal
½ taza de azúcar (100 gramos)
120 gramos de mantequilla a punto pomada
1 huevo
1 taza de leche caliente (250cc)
1 cucharada de ralladura de limón
Esencia de vainilla a gusto

Relleno
1/2 taza de nueces picadas (50 gramos)
1/3 de taza de ron o coñac
1/3 de taza de azúcar (60 gramos)
1 huevo
60 gramos de mantequilla derretida
1/2 taza de galletitas molidas

Caramelo
1 taza de azúcar (200 gramos)

PREPARACIÓN
Levadura. Poner en una taza la levadura junto con el azúcar y la harina.
Volcar el agua tibia y mezclar hasta formar una crema.
Tapar el recipiente y esperar unos minutos para que la levadura se active y leve.

Masa. Cernir la harina junto con la sal y ponerla en un recipiente.
En otro recipiente poner la leche caliente, la mantequilla, el azúcar y el huevo.
Mezclar hasta que la mantequilla esté derretida.

Agregar la ralladura de limón y la vainilla.
Esperar a que la preparación enfríe y agregar la levadura espumada.
Mezclar bien.

Volcar esta preparación sobre la harina revolviendo hasta que se integren todos los ingredientes.

Una vez que la masa se desprenda de los bordes del recipiente se vuelca sobre la mesa enharinada.
Se va amasando hasta terminar de formar la masa.

En un principio la masa es pegajosa e irregular.
Pero a medida que se va amasando se va transformando, tornándose lisa y nada pegajosa.

Levantar la masa con las dos manos y golpearla sobre la mesa 80 veces.
De esta forma la masa queda más suave, tierna y elástica.

Formar un bollo, ponerlo en un bol y cubrirlo con un paño o con papel film.
Dejar que repose en un lugar cálido para que vaya levando y duplique su tamaño.

Relleno. Mezclar en un recipiente la mantequilla derretida con el azúcar, las nueces picadas, las galletitas molidas y el ron o coñac.
Reservar.

Masa. Una ver levada la masa, se estira formando un rectángulo de ½ cm de espesor.
Untar la superficie de la masa con el relleno y arrollar .
Cortar en trozos de 2 cms de ancho.

Caramelo. Poner el azúcar en una cacerola chica.
Llevar a fuego lento revolviendo continuamente hasta que tome color caramelo.
Volcar sobre un molde de savarín de 28 cm de diámetro.

Esparcir el caramelo con cuidado de no quemarse.

Armado de la torta. Colocar los arrollados cubriendo todo el fondo del molde y continuar acomodando el resto de los arrollados encimándolos.

Dejar que leve y luego hornear.

Cocinar en horno precalentado caliente 200º durante 10 minutos, bajar el horno a 180º y continuar la cocción hasta el final.
Al sacar del horno desmoldar enseguida sobre una fuente.

Una vez frío terminar de decorar con fondant blanco e hilitos de chocolate.