Saltar al contenido

Tarta 3 chocolates – Receta que no falla

Tarta 3 chocolates – Receta que no falla
4.9 (97.78%) 9 votes

En general los pasteles, tartas o tortas de chocolate, son postres muy aceptados y reconocidos a nivel internacional. Se hicieron muy populares a fines del siglo XIX y son dentro de los postres los que más aceptación tienen, tanto en reuniones, como fiestas de cumpleaños, o bodas. Esta tarta 3 chocolates en particular ¡es una delicia!

tarta 3 chocolates

Este postre en muchos países lo realizan con cuajada que la venden en cajas envasadas que contienen sobres con dicho producto. En los países que no contamos con este producto utilizamos en sustitución gelatina sin sabor. De las dos formas queda muy bien y la forma de realizar es igual.

INGREDIENTES

Base

100 gramos de galletitas dulces molidas
80 gramos de mantequilla derretida

Crema con chocolate negro

1 taza de crema de leche (nata) (250cc)
150 gramos de chocolate en barra oscuro (o chocolate cobertura semiamargo)
1 taza de leche (250cc)
1 cucharada de gelatina sin sabor (7 u 8 gramos)
½ cucharadita de bicarbonato de sodio
1 cucharada de cacao amargo

Crema con chocolate con leche

1 taza de crema de leche (nata) (250cc)
150 gramos de chocolate en barra con leche (o chocolate cobertura con leche)
1 taza de leche (250cc)
1 cucharada de gelatina sin sabor (7 u 8 gramos)

Crema con chocolate blanco

1 taza de crema de leche (nata) (250cc)
150 gramos de chocolate en barra blanco (o chocolate cobertura blanco)
1 taza de leche (250cc)
1 cucharada de gelatina sin sabor (7 u 8 gramos)

Para decorar

Esto es lo que necesitaremos para decorar esta tarta tres chocolates:
Piezas de chocolate
3 frutillas (fresas)

 

PREPARACIÓN

Base

Utilizar un molde desmontable de 22 o 24cm de diámetro.
Forrar el fondo con papel film, (o nailon, o papel aluminio).
Alrededor colocarle un aro de acetato.

Mezclar las galletitas molidas con la mantequilla derretida hasta formar una pasta húmeda.
Cubrir toda la base del molde con las galletitas molidas.
Ayudarse con el revés de una cuchara y presionar bien la pasta para que quede bien adherida.
Llevar al congelador para que quede bien firme.

Primera preparación con chocolate oscuro.

Hidratar la gelatina sin sabor en ½ taza de leche fría.
Picar el chocolate.
Colocar la taza de crema de leche en una cacerola chica.
Agregar el chocolate picado.
Llevar al fuego revolviendo siempre (para que no se queme el chocolate) hasta que el chocolate esté totalmente derretido.

Retirar la cacerola del fuego.
Disolver el cacao con el resto de leche y agregarlo a la preparación anterior junto con el bicarbonato y la gelatina hidratada.
El cacao y el bicarbonato se agrega para que la preparación de chocolate quede más oscura y se luzca más.
Llevar al fuego nuevamente siempre revolviendo hasta que la gelatina esté derretida.
No dejar que hierva.

Retirar del fuego y dejar hasta que la preparación pierda un poco su calor.
Volcar esta preparación sobre la base de galletitas.
Dejar enfriar hasta que tome temperatura ambiente.
Llevar al refrigerador y dejar hasta que la crema empiece a solidificarse (no dejar que esté totalmente firme). El punto justo es cuando tocamos el centro de la crema y ésta se pega a los dedos.

Segunda preparación con chocolate con leche.

Esta preparación se empieza cuando se lleva la crema de chocolate oscuro al refrigerador.

Hidratar la gelatina sin sabor en ½ taza de leche fría.
Picar el chocolate con leche.
Colocar la taza de crema de leche en una cacerola chica.
Agregar el chocolate picado.
Llevar al fuego revolviendo siempre, para evitar que se queme el chocolate, hasta que esté totalmente derretido.

Retirar la cacerola del fuego y agregar la gelatina hidratada y el resto de leche.
Llevar al fuego nuevamente siempre revolviendo hasta que la gelatina esté derretida, pero sin dejar que hierva.
Retirar del fuego y dejar hasta que la preparación pierda un poco su calor.
Volcar esta preparación sobre la crema de chocolate oscuro, cuando esta preparación esté firme pero no del todo.

Antes de volcar, tomamos un tenedor y suavemente rallamos toda la superficie de la crema de chocolate, (esto nos asegura que la segunda crema quedará bien adherida)
Para volcar utilizamos el revés de una cuchara y vertemos sobre ella la crema de chocolate de leche.
Esto se hace así para que no caiga con tanta fuerza y pueda estropear la crema anterior.
Dejar enfriar hasta que tome temperatura ambiente.

Llevar al refrigerador y dejar hasta que la crema empiece a solidificarse (la crema no tiene que estar totalmente firme). El punto justo es cuando tocamos la crema y ésta se pega a los dedos.

Ten paciencia! Ya casi está lista tu tarta tres chocolates!

tarta 3 chocolates

El chocolate blanco, último de los chocolates de la tarta tres chocolates

Con el chocolate blanco se procede de la misma forma.

Una vez terminada las tres preparaciones se deja el postre en la heladera hasta el día siguiente.
Al día siguiente se retira el aro de la tarta y el aro de acetato y se decora los costados o bordes con triángulos de chocolate.

La superficie con maní de chocolate, lazos de chocolate y en el centro 1 frutilla y hojitas de menta. En uno de los costado se coloca 2 frutillas y hojas de menta.