Postre muy interesante con mousse de chocolate y frutillas

Porciones: 20

INGREDIENTES
Base
300 gramos de galletas Oreo
80 gramos de mantequilla derretida
3 cucharadas de crema de leche (nata) (o leche)

Mousse de chocolate blanco
200 gramos de chocolate cobertura blanco
150 gramos de crema de leche (nata)
1 cucharada de gelatina sin sabor (grenatina) (7 gramos)
35 cc de agua
200 gramos de crema de leche (nata) batida

Mousse de frutilla (fresa)
400 gramos de frutillas (fresas)
1 taza de azúcar (200 gramos)
3 cucharadas de gelatina sin sabor (21 gramos)
100cc de agua
1 taza de crema de leche (nata) (250 cc)

Mousse de chocolate negro
200 gramos de chocolate cobertura negro
150 cc de crema de leche (nata)
1 cucharada de gelatina sin sabor (7 gramos)
200 gramos de crema de leche (nata)

Baño de chocolate
200 gramos de chocolate
80 gramos de manequilla

PREPARACIÓN
Aceitar un molde circular, desmontable de 22 cm de diámetro.
Pasar una servilleta de papel por el interior para asegurarnos que el aceite esté bien distribuido.
Cortar una tira de acetato para poner alrededor del molde, un poco más alta que el borde del molde.

Base del postre. Partir a la mitad cada galleta Oreo y retirar con un cuchillo la crema blanca de cada galleta.
Poner la crema blanca en otro recipiente y reservar para otra preparación.
Poner las galletas Oreo en el vaso del procesador.
Agregar la mantequilla derretida y la crema de leche (puede ser leche simplemente)
Procesar hasta formar una masa húmeda.

Retirar la masa del procesador y volcar sobre el molde previamente aceitado.
Con el revés de una cuchara, presionar bien la masa cubriendo todo el fondo.
Llevar a un horno precalentado 180º durante 8 o 10 minutos, para que la base quede más crocante.
Retirar y dejar enfriar bien.

Mousse de chocolate blanco. Picar el chocolate blanco y reservar.
Poner la crema de leche en una cacerola chica.
Llevar al fuego hasta que esté bien caliente.
Retirar del fuego y volcar sobre el chocolate blanco.
Mezclar continuamente hasta que el chocolate esté derretido.
Para asegurarnos que el chocolate esté totalmente derretido, volver a poner al fuego e ir revolviendo hasta asegurarnos que se derritió completamente.
Poner el chocolate a baño María frío para que la ganache enfríe rápido y espese un poco.

Hidratar la gelatina. Espolvorear la gelatina en el agua y revolver bien hasta que la gelatina se integre al agua. Dejar unos minutos que se hidrate.
Una vez hidratada llevar al microondas unos segundos para que la gelatina se disuelva.
También podemos llevarla a un baño María suave.

Aparte, batir la crema de leche hasta que espese.
Incorporar la crema de leche al chocolate (ya frío) y mezclar en forma envolvente.
Volcar la gelatina hidratada, mezclar rápidamente y verter esta preparación sobre la base de galletas Oreo. Llevar al refrigerador.

Mousse de frutillas. Lavar las frutillas y cortarlas en rodajas.
Ponerlas en un recipiente y agregar el azúcar.
Dejar macerar 2 horas.
Llevar al fuego y mezclar hasta que el azúcar se derritió.
Retirar del fuego y dejar enfriar.

Hidratar la gelatina. Espolvorear la gelatina en el agua y revolver bien hasta que la gelatina se integre al agua. Dejar unos minutos que se hidrate.
Una vez hidratada llevar al microondas unos segundos para que la gelatina se disuelva.
También podemos llevarla a un baño María suave. La gelatina no debe hervir pues se estropearía.
Reservar.

Batir la crema de leche hasta que espese.
Volcar sobre las frutillas (una vez que enfrió) mezclando en forma envolvente.
Agregar la gelatina diluida y mezclar rápidamente.
Verter sobre la mousse de chocolate blanco y llevar al refrigerador.

Mousse de chocolate negro. Picar el chocolate negro y reservar.
Poner la crema de leche en una cacerola chica.
Llevar al fuego hasta que esté bien caliente.
Retirar del fuego y volcar sobre el chocolate negro.

Mezclar continuamente hasta que el chocolate esté derretido.
Para asegurarnos que el chocolate esté totalmente derretido, volver a poner al fuego e ir revolviendo hasta asegurarnos que se derritió completamente. No debe hervir.
Poner el chocolate a baño María frío para que la ganache enfríe rápido y espese un poco.

Hidratar la gelatina. Espolvorear la gelatina en el agua y revolver bien hasta que la gelatina se integre al agua. Dejar unos minutos que se hidrate.
Una vez hidratada llevar al microondas unos segundos para que la gelatina se disuelva.
También podemos llevarla a un baño de María suave. Tener la precaución de que la gelatina no llegue a hervir pues se quemaría y no cumpliría la función.
Reservar.

Aparte, batir la crema de leche hasta espesar.
Volcar sobre el chocolate una vez frío y mezclar en forma envolvente.
Agregar la gelatina disuelta, mezclar rápidamente.

Volcar sobre la mousse de frutilla. Llevar a la heladera y dejarlo por lo menos 4 horas.

Baño de chocolate. Picar el chocolate y ponerlo en un recipiente.
Derretir a baño María sin que el recipiente toque el agua.
Una vez derretido agregar sobre el baño María la mantequilla y mezclar bien.

Retirar el postre de la heladera y bañarlo con el chocolate.
Se puede decorar con frutillas pinceladas con brillo y piezas de chocolate o a gusto.