Postre arrollado de mousse de dulce de leche y chocolate

Aquellos que no cuentan con horno pueden comprar el pionono y realizar igual este hermoso y delicioso postre.

Porciones: 20

INGREDIENTES
Pionono
5 claras
1/2 taza de azúcar (100 gramos)
5 yemas
1 cucharadita de miel
1/2 taza de fécula (55 gramos)
1 cucharada coposa de harina 0000 o la que consigas
1 cucharada de cacao amargo
1 cucharadita de bicarbonato

Relleno
400 gramos de dulce de leche repostero
2 cucharadas de gelatina sin sabor (14 gramos)
1 taza de jugo de naranja (250cc)
4 duraznos maduros licuados
100 gramos de chocolate amargo picado
1 taza de crema de leche (nata) (250cc)

Masa de habanos para decorar
100 gramos de mantequilla
100 gramos de azúcar impalpable (glas, pulverizada)
3 claras
100 gramos de harina 0000 o la que consigas
2 cucharaditas de esencia de vainilla

Además
1 taza de crema de leche (nata) (250cc)
2 cucharadas de azúcar impalpable (glas, pulverizada)
Dulce de leche repostero (cajeta, manjar del cielo, arequipe, dulce de leche quemada) cantidad necesaria
Chocolate cobertura cantidad necesaria

PREPARACIÓN
Pionono. Para este pionono se empló un molde de 30×40 forrado con papel blanco de panadería con la parte áspera hacia arriba.
Batir las claras con una cucharada de azúcar a punto nieve, incorporar el resto del azúcar en forma de lluvia y continuar batiendo hasta punto merengue bien firme.

Agregar de a una las yemas, siempre batiendo y la miel.
Continuar el batido durante 10 minutos.
Retirar de la batidora y agregar la harina cernida junto con la fécula, el cacao y el bicarbonato mezclando en forma envolvente.

Volcar la preparación en el molde forrado y llevar a un horno de 200º durante 7 u 8 minutos o hasta que lo notemos apenas cocido.
Retirar del horno, quitarle con cuidado el papel, espolvorearlo con azúcar y pasarle el palote una vez, solamente, para emparejarlo y afinarlo un poco.
Forrar el molde que se utilizó para el pionono con papel film y apoyar sobre él el pionono.

Habanos. Con esta medida salen 18 habanos.
Poner en un tazón el azúcar y la harina cernida, agregarle las claras, la esencia de vainilla y mezclar.
Por último la manteca bien blanda, revolviendo todo hasta integrarla y formar una preparación homogénea.

Enmantecar una placa de horno y poner 3 cucharadas de esta pasta distribuyéndola en forma de círculo de 12cm de diámetro aproximadamente.
Hacer de a dos o tres por vez como máximo y llevarla a horno moderado durante 12 minutos.

Sacar del horno y levantar con ayuda de una espátula y arrollar rápidamente alrededor de un palito de 1cm de diámetro y 20cm de largo.
Luego se rellena los extremos de cada cigarro con dulce de leche, ayudándose con una manga.
Por último, se derrite chocolate cobertura y se moja cada punta con él.

Mousse. Hidratar la gelatina con media taza de jugo de naranja.
Una vez hidratada se lleva a calentar a baño María o en un microondas solo para disolverla no puede hervir.

Poner en un bol el dulce de leche, el jugo de naranja restante, los duraznos licuados y la gelatina hidratada, mezclando todo.
Batir la crema a medio punto e incorporar en forma suave.

Volcar las tres cuarta parte de esta crema sobre el pionono y esparcir sobre ella el chocolate picado.
Llevar a heladera hasta que la crema se solidifique por la acción de la gelatina.
Retirar y comenzar a arrollar el pionono, ayudándose con el papel film.

Sacarlo del molde, apoyarlo sobre la mesa y tomando el papel film de ambos extremos, se hace girar hasta que quede un rollo bien firme.
Guardar en el freezer hasta que esté congelado.

Decoración. Batir la crema de leche con el azúcar impalpable hasta que esté espesa.
Poner en una manga con puntero rizado número 32, la crema de leche.
En otra manga con un puntero igual o similar poner la mousse que tenemos reservada.

Ir haciendo líneas sesgadas sobre el pionono, alternando crema y mousse, dándole volumen a las líneas repasándolas todas las veces que sea necesario.

De esta forma vamos cubriendo todo el arrollado.
Se puede salpicar con trocitos de chocolate, terminar de decorar el postre con los habanos y llevar nuevamente al congelador hasta el momento de servir.
Este postre queda exquisito.