Saltar al contenido

Tarta de coco y dulce de leche, decorada con merengue y chocolate

Tarta de coco y dulce de leche, decorada con merengue y chocolate
4.4 (88%) 25 votes

Es una tarta bien rica y con una presentación bonita y tentadora. Ya que el chocolate que tiene a la vista nos invita a saborearlo.

Tarta de coco y dulce de leche

INGREDIENTES

Masa
2 y 1/2 tazas de harina (300 gramos)
2 cucharaditas de polvo de hornear
1/2 taza de azúcar (100 gramos)
pizca de sal
1 cucharada de ralladura de limón
150 gramos de manteca pomada
1 huevo
2 yemas
2 cucharadas de coñac o leche

Relleno
300 gramos de dulce de leche espeso
150 gramos de coco rallado
1/2 taza de azúcar (100 gramos)
4 huevos
1 taza de crema de leche (nata) (250cc)
1 cucharada de vainilla
1 huevo semibatido para pintar

Para decorar
Merengue
1 clara
1 taza de azúcar (200gramos)
3 cucharadas de agua
1 cucharadita de vainilla
Pizca de polvo de hornear (levadura química, leudante)

Avellanas peladas y cortadas a la mitad
300gramos de chocolate cobertura semiamargo

PREPARACION

Poner en el procesador los ingredientes secos la harina, el polvo de hornear y la sal previamente tamizados, agregar el azúcar y la ralladura de limón.

Procesar apenas para que se integren los ingredientes secos.
Ir agregando de a poco la manteca blanda luego el huevo y la yema e incorporar el coñac o la leche para terminar de unir.

Llevar a la heladera con el bol del procesador hasta que la masa esté bien fría y se encuentre bien firme.
Retirar y armar la masa rápidamente y formar un bollo.

Reservar en la heladera una media hora más. Retirar la 3/4 parte de la masa y dejar la cuarta parte restante en la heladera.
Estirarla ayudándose con el palote y un poco de harina, hasta 3mm de espesor y forrar una tartera desmontable de 26cm de diámetro.
Llevar a la heladera mientras se prepara el relleno.

Relleno

Poner los huevos en un bol y batirlos un poco con el azúcar, luego agregar el coco rallado, la crema de leche y la esencia de vainilla o si se prefiere coñac.

Retirar la tarta de la heladera y cubrirla primero con dulce de leche y luego con el relleno, estirar el resto de la masa y hacer tiras para decorarla. Pintar todo con huevo batido, la masa y el coco y llevarla a cocinar a un horno moderado durante 40 minutos aproximadamente. O hasta que se no que el relleno está firme en los bordes.
Una vez pronta, retirarla y dejarla enfriar bien.
Llevarla al refrigerador y una vez fría desmoldarla.

Merengue

Poner en un recipiente de loza o plástico, la clara, el azúcar y el agua.
Poner a baño María de modo que calce bien justo en la cacerola.
Una vez que rompe hervor, comenzar a batir con batidora eléctrica hasta que el merengue esté espeso y forme picos.
Incorporar la vainilla y se bate hasta que esté casi frío. Se agrega el polvo de hornear y se continúa batiendo un momento más.

Se coloca el merengue en una manga deshechable con un puntero o boquilla lisa.
Se apoya el puntero y se levanta suavemente formando picos de merengue que sobresalgan un poco del nivel de la torta.

Se salpica con figuras de chocolate en forma de espiral preparadas con anterioridad.

Con el chocolate cobertura se forman rectángulos del alto del borde de la tarta.
Se pica en trozos medianos el chocolate y se coloca en un tazón.
Se lleva a baño María con un agua que esté caliente pero no hirviendo.

El bol debe calzar perfectamente en la cacerola para que el vapor no pueda salir y humedezca el chocolate.

Se deja hasta que esté casi disuelto y terminamos de derretirlo, mezclándolo suavemente con una cuchara o pala de madera.

Lo retiramos del baño María y lo dejamos unos minutos para que enfríe un poco y tome mayor densidad.

Lo volcamos sobre un papel blanco a lo largo o sobre una tira de acetato. Con una espátula lo esparcimos siempre a lo largo para que sea más fácil cortar los rectángulos. Dejamos que se vaya solidificando hasta el punto que podamos cortar los rectángulos sin dificultad.

Los colocamos 10 minutos en la heladera y luego los acomodamos de forma decorativa cubriendo todo el borde de la tarta. Se van acomodando uno al lado del otro encimando un poco el borde lateral de un rectángulo sobre el anterior.