Saltar al contenido

Merengue arco iris

merengue arcoiris

merengue arcoirisUna idea distinta de presentar los merengues, con un simple tip todos podemos hacer estos merengues y nuestros niños felices y eternamente agradecidos…..

INGREDIENTES
3 claras (el tamaño del huevo debe ser mediano)
1 taza de azúcar (200 gramos)
Vainilla
2 cucharadas de azúcar impalpable
Colores naturales amarillo, naranja, rojo, celeste, verde, violeta suave

PREPARACIÓN
Les informamos que para quienes desconocen el proceso de hacer estos merengue les brindamos un curso que tenemos publicado paso a paso con fotos de cada paso haciendo click aquí:[curso:29]

Colocar las claras en una cacerola chica y agregarle el azúcar.
Mezclar las claras con el azúcar en forma suave.
Colocar la cacerola sobre fuego normal y empezar a batir con batidora eléctrica continuamente sin parar.

A medida que se baten las claras, éstas aumentan de tamaño y se van espesando.
Continuar con el batido hasta notar que al girar las espátulas de la batidora éstas van formando rayas que quedan marcadas sobre el merengue.

Se retira del fuego sin parar de batir.
Se le agrega el azúcar impalpable (glas, pulverizada) y se continua batiendo hasta que el merengue esté a temperatura ambiente y el batido se vaya juntando en las paletas formando una bola.

Enmantecar una placa de horno preferentemente sin bordes para que el calor se distribuya parejo.

Utilizar una manga desechable grande y un puntero rizado (o pico).

Abrir bien la manga e ir trazando desde la base del pico hasta el borde de la manga una línea de color amarillo.
Dejar un espacio y trazar otra línea de color naranja.

Dejar un espacio y trazar otra línea de color rojo.
Repetir lo mismo con el color verde, celeste, violeta.

En la mitad de la manga se pondrían 3 líneas de colores y en la otra mitad el resto de los colores, completando así los 6 colores.

Con cuidado llenar de merengue hasta la mitad de la manga.
Bajar bien el merengue hacia donde está el pico rizado.
Girar la manga para que el merengue quede bien compacto en ese espacio.

Apoyar el puntero sobre la placa y ejercer presión en la manga.
Veremos que el merengue sale, a medida que sale vamos lentamente levantando el puntero hasta que tome la altura que a nosotros nos gusta.

Se llevan a secar en la parte media del horno con un mínimo de calor.
Por ejemplo 50º.
Si notamos que el calor de nuestra cocina no es demasiado bajo, conviene abrir la puerta del horno unos 10 cm.

Dejarlos por una hora o más.
Se dejan hasta que la parte exterior haya formado una superficie sólida y seca y los merengues se deslizan sin dificultad por la placa.

Es importante tener presente que los merengues solamente se mantienen en el horno para secarlos no para cocinarlos.
Por eso necesitan temperatura bien baja y mucho rato de secado.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones