Masa básica de tarta opción 2

La masa de tarta se estira fina y se utiliza para envolver un relleno que puede ser dulce o salado. De acuerdo a la receta, se puede rellenar una vez cocida o se cocina junto con el relleno. De ambas formas es muy aceptada resultando una preparación fina y muy rica al mezclarse en boca la fina masa con el relleno.

INGREDIENTES
1 taza de harina (120 gramos)
1 taza de almidón de maíz (fécula, espesante) (115 gramos)
1 pizca de sal
1 cucharadita de polvo de hornear (levadura química, leudante)
150 gramos de mantequilla
3 cucharadas de azúcar
1 huevo
1 yema
3 cucharadas de coñac

PREPARACION
Tamizar la harina junto con el almidón de maíz, la sal y el polvo de hornear.

En el centro colocar la mantequilla e ir integrándola a las harinas con la punta de los dedos.
Luego incorporar el huevo, la yema, el azúcar y el coñac.

Trabajando siempre con la punta de los dedos e ir integrando todo hasta formar un bollo.
Se envuelve en papel film o en bolsa de plástico y se deja reposar en la heladera durante una hora antes de usar.

Luego estirar con el palote hasta que esté fina, de aproximadamente 3mm de espesor.

Forrar el molde de tarta desmontable.
Pinchar la base con un tenedor y forrar toda la masa con papel aluminio ajustando bien los borde.

Llevar al congelador de la heladera y dejar hasta que la masa esté bien firme o congelada.

Retirar y llevar a horno fuerte de 200º durante 5 a 6 minutos.
Luego bajar la temperatura del horno 180º y dejar cocinar hasta que la masa esté firme, retirar el papel y continuar cocinando hasta que esté cocida pero no dorada