Saltar al contenido

Imperial ruso


Este postre llamado Imperial Ruso, a pesar del nombre tuvo su origen en Argentina. Un italiano se radicó allí y fue quien lo creó. Compró un local que luego transformaría en confitería en un punto de mucha jerarquía. Este local solía ser visitado por grandes personajes del medio artístico y político de la época.

receta del postre imperial ruso

En la preparación de este postre hay que tener en cuenta 3 elaboraciones importantes, el merengue francés, la crema de manteca y las almendras. Al igual que suceden con el resto de los postres, los métodos de preparación van variando de acuerdo a la región donde se realice. Pero básicamente los ingredientes primarios son los que mencionamos anteriormente.

Porciones: 20

INGREDIENTES
Planchas de merengue
8 claras
3 tazas de azúcar (600 gramos)
100gramos de almendras procesadas hasta polvo
2 cucharaditas de almidón de maíz (chuño, fécula)

Relleno
400 gramos de manteca (mantequilla) pomada
3 tazas de azúcar impalpable (glas, pulverizada, lustre) (360 gramos)
1 cucharada de agua de azahar
3 cucharadas de kirsch (u otro licor a gusto)
100 gramos de almendras molidas

PREPARACION
Planchas de merengue. Conviene preparar el merengue en dos etapas.

Poner en el bol de la batidora 4 claras junto con una cucharada de azúcar.
Dejar batir hasta que las claras estén bien firmes.
Comenzar a incorporar en forma de lluvia ¾ taza de azúcar (150gramos) y continuar el batido durante 10 minutos.

Retirar de la batidora y agregarle ¾ taza más de azúcar (150gramos) junto con una cucharadita de almidón de maíz.
Se mezcla groseramente quedando la preparación granulada ya que el azúcar no se ha disuelto. Luego se agregan la mitad de las almendras molidas.
Se repite lo mismo cuando se prepara la otra receta de merengue.

Con este merengue se van a preparar tres planchas rectangulares del largo y ancho que queramos. Para ello poner parte del merengue en una manga con el acople solamente o con una boquilla lisa. Sobre una placa previamente enmantecada hacer bastones uno al lado del otro con las medidas elegidas formando así la primera plancha.
Repetir lo mismo con las dos restantes.

Poner la placa en la parte media del horno a una temperatura muy suave. En este caso 60º aprox. Mantener el horno siempre tibio pues el merengue deberá secarse y no cocinarse y dorarse.
Si el horno no tiene termostato para evitar que se arrebate no se cierra del todo y se deja una abertura de unos 8cm aproximadamente. Lleva un promedio de dos horas para lograr un secado correcto.

No es necesario que se haga el secado del merengue todo de corrido.
Se puede dejar un rato en el horno, apagarlo con el merengue dentro y continuar secándolo más tarde.
Una vez pronto, apagar el horno y dejarlo allí hasta que esté frío. Guardarlo en una caja con cierre hermético hasta el momento de utilizarlo.

Crema. Batir la manteca hasta formar una crema. Incorporar de a poco el azúcar cernido y continuar con el batido hasta que esté blanca y cremosa.
Se retira de la batidora y le agrega el kirsh, el agua de azahar y las almendras molidas y se une todo bien.

Armado del postre. Se unta con parte de esta crema una plancha de merengue. Se encima la otra y se vuelve a repetir hasta el final.
Se emparejan con un cuchillo los bordes y se unta todo alrededor con crema.
Se espolvorea arriba con azúcar impalpable y se termina de decorar con hilitos de chocolate derretido.


Mostrar botones
Comparte en Facebook
Compartir en Pinterest
Ocultar botones