Budín con semillas de chia

budin de chiaLa chía no contiene gluten y es un alimento apto para celíacos. Es una fuente de ácido grasos Omega 3. Se puede consumir sola o con otros alimentos. Quienes son vegetarianos o veganos deben saber que aporta mucha proteína y energía. Colabora en controlar la presión arterial y los niveles de colesterol. Los diabéticos deben saber que controla los niveles de azúcar.

 

Se puede hacer en moldes con tubo central o moldes individuales o moldes de cupcakes.

 

INGREDIENTES

1 y ¼ taza de harina integral (150 gramos)
80 gramos de harina de chía (o semillas de chía procesadas hasta polvo)
1 y ½ taza de harina de trigo 0000 (o harina de arroz para los celíacos)
50 gramos de germen de trigo
100 gramos de harina de maíz
Pizca de sal
5 cucharaditas de polvo de hornear (levadura química, leudante)
50 gramos de dátiles picados (o pasas de uva, o ciruelas pasas)
50 gramos de almendras picadas (o nueces picadas, o avellanas)
70 gramos de semillas de chía tostadas
Ralladura de 1 limón
100 gramos de aceite
4 yemas
¾ taza de azúcar (o azúcar rubia) (150 gramos)
1 taza de yogur natural (250 cc)
4 claras
3/4 taza de azúcar (150 gramos)

 

Para bañar

2 tazas de azúcar impalpable (glas, pulverizada)
1 taza de agua hirviendo
Jugo de limón al gusto

 

PREPARACIÓN

Tostar las semillas.

Poner las semillas en una sartén y llevarlas a fuego más bien bajo.
Una vez que la sartén calentó, mezclar continuamente porque las semillas se queman rápido.
Cuando las semillas empiezan a estallar están prontas.
Retirar y reservar.

 

Harina de chía

Si no tienen harina de chía pueden prepararla poniendo las semillas en el bol de la licuadora.
Licuar de a poco, mezclando cada tanto hasta que se forme polvo.

Preparación. Colocar la harina de chía en un recipiente junto con la harina integral, la harina común, el germen de trigo, la harina de maíz, la sal, el polvo de hornear, las pasas de uva, las almendras picadas, las semillas de chía tostadas y la ralladura de limón.

Batir las yemas con la taza y media (150 gramos) de azúcar, hasta que estén bien espumadas.
Agregar el aceite de a poco sin batir solo mezclando para incorporarlo.

Incorporar esta preparación a la preparación anterior, alternando con el yogur.

Batir las claras con 2 cucharadas de azúcar hasta que estén firmes.
Agregar en forma de lluvia el resto del azúcar siempre batiendo hasta formar un merengue bien firme.

Por último incorporar la mitad del merengue a la preparación anterior, mezclando bien hasta que se incorpore.

La mitad restante incorporarla en forma lenta y envolvente.

Enmantecar y enharinar el molde elegido y cocinar en horno precalentado 170º durante 50 minutos a 1 hora, dependiendo del horno.

Probar si está cocido pinchando el centro con la punta de un cuchillo y se ésta sale sin nada adherido, retirarlo.
Esperar que enfríe un poco y desmoldarlo.

 

Baño de azúcar

Poner el azúcar en un recipiente y volcar de a poco el agua hirviendo hasta formar una crema espesa que se pueda esparcir sobre la preparación.

Se puede decorar con frutos secos o con flores de azúcar o a gusto.