Saltar al contenido

Budín Navideño de super lujo

Budín Navideño de super lujo
5 (100%) 8 votes

Es un super budín navideño. Se elaboró con las frutas tradicionales y con trozos de chocolate lo que le aportó un delicioso sabor a fiestas que lo hace único. Podemos contar con ellos como regalos en Navidad.

budin navidad

Cantidad: 2 budines de tubo central

INGREDIENTES

200 gramos de mantequilla
1 y ½ taza de azúcar (300 gramos)
5 huevos
1 cucharada de agua de azahar
Vainilla
300 gramos de harina
1 cucharada de polvo de hornear (levadura química, leudante)
Pizca de sal


Fruta

100 gramos de almendras algo picadas
100 gramos de pasas de uva rubia
200 gramos de fruta abrillantada picada
100 gramos de cerezas en almíbar
150 gramos de chocolate semiamargo en barra picado
2 cucharadas de harina

Baño rápido
Azúcar impalpable cantidad necesaria
Agua caliente
Colores

PREPARACION

Se bate la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa.
Agregarle de a uno los huevos siempre batiendo.

Añadirle el agua de azahar y la vainilla.

Cernir la harina, la sal y el polvo de hornear.
Incorporárselo a la preparación anterior mezclando hasta integrar todos los ingredientes.

Mezclar la harina con la fruta y el chocolate y agregárselo a la preparación anterior.
Una vez todo mezclado, enmantecar y enharinar bien dos moldes de budín con tubo central.

Volcar la preparación en los dos moldes por partes iguales.
Cocinar en un horno lento 170º durante 50 minutos o 1 hora.
Cuando al introducir la punta de un cuchillo en el budín, éste sale limpio sin nada adherido se apaga el horno y se dejan enfriar.

Baño. Poner en una taza 100gramos de azúcar impalpable.
En dos recipientes pequeños poner en cada un poco de azúcar impalpable.

Utilizar agua hirviendo. Ir vertiendo de a gotas agua caliente en la taza de azúcar.
A medida que se vierte se va revolviendo hasta que el baño tome una consistencia cremosa espesa que nos permita bañar el budín.
El baño se dejará caer por los costados en forma irregular.

Una vez seco, se prepara un poco de baño de color rojo y otro de color verde.
Se van esparciendo sobre el blanco con líneas desparejas alternando los dos colores.

Esto tan simple deja el budín con bonitos tonos navideños que ayudan a decorar la mesa.