Saltar al contenido

Pan dulce bien navideño

Pan dulce bien navideño
4.7 (93.33%) 6 votes

Cantidad: 4

pan dulce navideño

INGREDIENTES

250 gramos de mantequilla a punto pomada
1 taza de azúcar (200 gramos)
2 tazas de agua caliente (500 cc)
5 huevos
1 cucharada de miel
1 cucharada de agua de azahar
1 cucharada de vainilla
1 cucharada de licor cointreau
Ralladura de la piel de 1 limón
Jugo de un limón
110 gramos de levadura fresca o 3 y ½ cucharadas de levadura seca
1 y ½ kg de harina 000 (o la que se consiga)
1 taza de harina de soja (optativo, mejora la textura de la masa)
2 cucharadas de leche en polvo (optativo, mejora la masa)
1 cucharadita de sal

Frutos
Damascos secos 50 gramos
Fruta abrillantada 650 gramos
Pasas de uva rubias 240 gramos
Dátiles 100 gramos
Almendras 50 gramos
Avellanas 100 gramos
Nueces 100 gramos
Cáscaras de naranja abrillantadas 100 gramos

PREPARACION

Poner en un recipiente grande la mantequilla, el azúcar y el agua caliente.
Mezclar hasta que la mantequilla esté disuelta.

Añadir la miel y los huevos semibatidos.
Todos los aromas, el agua de azahar, la vainilla, el licor, el limón.

Disolver la levadura en un poco de agua tibia y verterla sobre la preparación anterior.
Cernir la harina, la harina de soja, la leche en polvo y la sal.

Agregársela a la preparación anterior revolviendo hasta formar una masa que se desprenda del recipiente pero de textura pegajosa.

Verterla sobre la mesa enharinada y comenzar a amasarla ayudándose siempre con algo de harina.
La cantidad de harina que vamos incorporamos debe ser mínima. No incorporamos demasiado para que masa al final no nos quede dura.

Para que el pan dulce nos quede perfecto debemos lograr una masa blanda. La masa blanda se logra con el amasado que nos permite desarrollar el gluten dejando la masa elástica, lisa y nada pegajosa.

Tomamos la masa y la colocamos en un recipiente lo suficientemente grande para que la masa pueda aumentar al doble de su tamaño sin dificultad.
La tapamos con un paño o papel film y la dejamos descansar en un lugar cálido, alejada de corrientes de aire.
Dejamos que leve tranquila hasta duplicar su tamaño.

Fruta. Picamos la fruta a un tamaño medio para que al cortar el pan dulce ésta se luzca bien.
La espolvoreamos con 1 o 2 cucharadas de harina y la dividimos en partes iguales de acuerdo a la cantidad de panes que hagamos.
En este caso la dividimos en 4 partes iguales.

Armado del pan dulce. Tomamos la masa y la trabajamos un poco con las manos para desgasificarla.
Retiramos todo el aire y la dividimos en 4 partes iguales.

Tomamos una de las partes y la estiramos un poco con el palote y distribuimos toda la fruta sobre toda la masa.
La enrollamos, la hacemos girar sobre sí misma formando un espiral.

La colocamos en moldes de papel que se venden específicos para el pan dulce.
Los dejamos en reposo tapados con un paño hasta que leven casi al borde del molde.

Antes de cocinarlos se les hace un corte en cruz con un cutter o un cuchillo bien afilado.
Se pinta con mantequilla y huevo batido.

Se lleva a un horno suave de 165º hasta que termine de levar.
Aproximadamente 15 minutos, luego se sube a 180º y se termina de cocinar sin apuro durante 40 minutos más.
La duración de la cocción dependerá de cada horno.

Para comprobar si está cocido introducir la punta de un cuchillo en el centro, si sale sin nada adherido está pronto.
Se deja enfriar y se termina de decorar pintándolo con jalea líquida y con frutos.

Se puede guardar tibio en el congelador durante 3 meses.