Están haciendo furor en EE UU y en particular en New York. Consiste en una especie de galleta que una vez cocida y fría se unen de a dos con un relleno que puede ser una crema a base de queso crema, manteca y azúcar o con dulce de leche, o con crema de chocolate. Se pueden preparar de vainilla, o chocolate, o avena o con la variante que nos agrade.

Whoopies

INGREDIENTES
150 gramos de mantequilla a punto pomada
180 gramos de azúcar rubio
2 huevos
Vainilla a gusto
2 tazas de harina 0000 o la que puedas conseguir (240gramos)
¾ taza de cacao amargo (50 gramos)
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 cucharadita de polvo e hornear (levadura química, leudante)
2 cucharadas coposas de almidón de maíz (40 gramos) (fécula, espesante)
Pizca de sal
½ taza de leche (125cc)

Crema para rellenarlos
50 gramos de mantequilla a punto pomada
1 taza de azúcar impalpable (120 gramos)
150 gramos de queso crema (tipo philadelphia)
2 cucharadas de jugo de naranja

PREPARACIÓN
Batir la mantequilla con el azúcar rubio hasta que la preparación esté cremosa.
Agregarle de a uno los huevos sin dejar de batir.

Incorporar la vainilla.

Aparte, cernir la harina, el cacao amargo, el almidón de maíz, el polvo de hornear, el bicarbonato y la sal.
Incorporar a la preparación anterior intercalando con la leche.

Para cocinar los whoopie se utiliza una placa antiadherente o se forra la placa con papel blanco enmantecado.

Se toman porciones con una cuchara y se acomodan en la placa dejando una distancia de 5cm entre uno y otro.
Una vez acomodados se humedece el fondo de una cuchara y se pasa sobre la superficie de cada uno para dejarlos parejos y bien redondos.

Se cocinan en un horno precalentado a 180º durante 15 minutos aproximadamente.

Crema para rellenar. Se pone la mantequilla y el azúcar en un recipiente y se mezcla bien hasta que se forme una preparación cremosa.
Agregarle el queso crema y el jugo de naranja e ir mezclando hasta que se forme una preparación cremosa.

Rellenar los whoopie con esta crema y espolvorearlos con azúcar impalpable o bañarlos con algún glaseado.